544 niños han recibido un juguete gracias a la campaña solidaria de Cruz Blanca

voluntarios cruz blanca juguetes

Cruz Blanca no ha faltado a su cita esta Navidad con los niños oscenses cuyas familias tienen menos recursos retomando la campaña “Un juguete, una sonrisa”. 544 niños han recibido un total de 1147 juguetes donados por los oscenses. Comparando las cifras con las del año pasado, ha habido un considerable aumento tanto de juguetes recibidos y entregados, como de niños destinatarios de estos de estos juguetes. Desde inicios de noviembre, los donantes anónimos y particulares se fueron acercando al Centro Social Hermano Isidoro y a la Casa Familiar San Lorenzo de Cruz Blanca en Huesca con sus juguetes de primera y segunda mano. 24 voluntarios junto con los trabajadores de la entidad ayudaron a hacer posible este reparto.

Pero además, como en las anteriores ediciones, una buena parte de los juguetes proviene de otras entidades de diversos ámbitos, como la Universidad de Zaragoza, los vecinos de Tardienta a través de su ayuntamiento, los centros de la Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ) de Barbastro, Binéfar, Fraga y Monzón, clubes deportivos como el Club de Balonmano Bada Huesca o la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de la provincia de Huesca (FEACCU).

Uno de los principales colectivos afectados por la situación económica en España es el infantil, por eso desde Cruz Blanca se mantienen iniciativas como ésta, que canalizan la respuesta solidaria de los oscenses con el aluvión de juguetes que han sido donados en un goteo continuo durante estas últimas semanas del año que acabamos de dejar atrás.

Tras la recogida, un grupo de voluntarios de Cruz Blanca se encargó de la selección de los juguetes, su acondicionado y empaquetado, para finalmente hacer una clasificación por edades. Una ardua tarea que iba a tener su recompensa una vez montados los estantes en el Salón Multiusos Javier Osés de la Casa Familiar de Cruz Blanca donde se ubicaron un número cercano a los 1.500 juguetes.

Ya con el nuevo año, los días 2, 3 y 5 de enero fueron convocadas las familias de usuarios de los programas de Cruz Blanca, personas derivadas de las parroquias de Huesca o de otras entidades sociales. En total acudieron 235 personas para elegir entre la amplia gama de juguetes existentes los regalos de 544 niños oscenses. Cada persona que acudió tuvo la oportunidad de hacerse con un juguete y además pudo elegir otro regalo como un puzle o un libro, o un peluche en el caso de los más pequeños, siguiendo la premisa del regalo educativo.

Comentarios