Se constituye una plataforma de enfermos de hepatitis C que exige el tratamiento para su cura

Un colectivo de enfermos de hepatitis c se ha desvinculado de la Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Aragón y se manifiesta este sábado exigiendo el tratamiento que les curaría definitivamente. Acusan a la administración estatal y autonómica de ser cicatera con la administración de los fármacos y recuerdan que, cada día, más de 10 personas mueren por esta enfermedad, muertes que achacan a las decisiones políticas de los gobiernos central y autonómico.

Y ponen ejemplos que sustentan esta denuncia. El caso de Manuel Urueña: esta trasplantado, tiene hepatitis c, cirrosis y está en fase cuatro, la última de la enfermedad, en la que el desenlace puede ser fatal. Sin embargo, no le están administrando los medicamentos que le salvarían.

Manuel, junto a otros enfermos de Huesca, estará este sábado en Zaragoza, en la Subdelegación del Gobierno, exigiendo sus medicamentos y recordando que el gobierno tiene dinero para salvar las autopistas pero no para salvar sus vidas.

Manuel se desvincula de la Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Aragón al entender que no ha defendido sus derechos y ha decidido dar el paso de crear una plataforma independiente que, además, viajará el próximo 21 de enero a Bruselas invitada por Podemos para denunciar su situación.

Por cierto, Manuel recuerda que el viaje a la capital europea se lo costearán de su bolsillo.

Preguntado por la redacción de Radio Huesca el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, no ha entrado en ningún caso concreto, pero se mostraba contundente al afirmar que en Aragón "e está atendiendo a todos los pacientes que lo requieren atendiendo exclusivamente a criterios exclusivamente médicos, sin ninguna indicación sobre el coste económico".

Comentarios