IU pide al equipo de gobierno que asuma su responsabilidad moral y técnica en el caso de FCC

El grupo municipal de Izquierda Unida sigue denunciando los reiterados incumplimientos del contrato por parte de FCC, adjudicataria del servicio de limpieza viaria en Huesa. Aseguran que no está cumpliendo la estabilidad laboral, cuando era una clausula esencial del pliego de contratación y, por tanto, de obligado cumplimiento. IU explica que en julio de 2014 más del 37% del personal tenía contratos temporales y jornadas parciales y que, desde entonces y ante la pasividad del equipo de gobierno, la situación ha ido a peor. De esas medias jornadas se está pasando a jornadas del 30% e, incluso, del 15%, asegura la portavoz municipal, Pilar Novales. Algo que no tiene sentido, dice, puesto que su carga de trabajo es cada vez mayor.

Por este motivo, IU ha pedido un informe en el que se analice el tipo de contratos que ha hecho FCC desde julio y hasta final de año para comprobar el tipo de contratación y tomar medidas al respecto.

Desde IU lamentan que la alcaldesa diga que esta es una cuestión entre trabajadores y empresas puesto que la privatización de este servicio es fruto de una decisión política y, como tal, el equipo de gobierno tiene una responsabilidad moral. Pero, además, dice, también tiene una responsabilidad técnica y es que la estabilidad laboral era una clausula esencial del pliego que redactó el propio Ayuntamiento, quien debe vigilar que se cumpla y que los contratos laborales de los trabajadores se van consolidando.

Además, ha pedido un segundo informe relativo a la posibilidad de que este servicio sea prestado desde lo público, concretamente por la empresa pública Grhusa, con la subrogación del personal contratado actualmente por FCC.

Antes de hablar de rescisión del contrato a FCC, IU pide garantías jurídicas del mantenimiento de los puestos de trabajo.

UN PLENO PARA PEDIR INFORMACIÓN

PSOE y CHA han pedido un pleno extraordinario para pedir información al respecto. Una petición a la que no se ha sumado IU por varios motivos, explica Novales.

Por una parte, dice, la propuesta les llegó tarde ya que los otros grupos ya habían tomado la decisión e, incluso, convocado a la prensa. Pero, además, y más importante, explica, no estaba clara la resolución que se iba a plantear para votar en el pleno. “No se puede pedir un pleno sin saber qué se le va a exigir a la alcaldesa”, asegura.

La cuestión de la estabilidad laboral se estudió en Junta de Gobierno el pasado 14 de julio, sin embargo, FCC salió impune y eso, asegura, le ha dado pie a seguir incumpliéndola.

Novales afirma que es en los órganos competentes donde hay que votar y apoyar estas cuestiones y eso es algo que, en la citada Junta de Gobierno, solo hizo Izquierda Unida.

Comentarios