Química del Cinca reanuda su actividad tras cambiar su tecnología de producción

La empresa Química del Cinca, en Monzón, comienza la próxima semana a poner en marcha la nueva tecnología de electrolizadores de membrana, lo que supondrá la mejora en sus instalaciones y su actividad electroquímica con un importante ahorro energético. Probablemente, el martes será el día escogido para el inicio de las pruebas. A partir de ahí, se recuperará la producción de policloruro de aluminio y sulfato de aluminio.

Para realizar este cambio de sistema, la empresa cesaba su actividad durante aproximadamente un mes, desde el pasado 15 de diciembre. Con la inversión de 20 millones de euros, Química del Cinca garantiza su continuidad en los próximos años con una plantilla de unos ochenta trabajadores, según confirmaba a esta redacción, su director Carlos Delgado.

La modificación ha consistido en sustituir la actual tecnología de producción de cloro-sosa, por medio de cátodo de mercurio, por la nueva tecnología de electrolizadores de membrana, lo que supondrá la mejora en sus instalaciones y su actividad electroquímica con un importante ahorro energético.

Esta actuación se iniciaba hace unos meses con la preparación de las instalaciones para poder hacer el cambio de sistema y con la adquisición de un horno de clorhídrico con una inversión, aproximada, de dos millones de euros.

Los objetivos que se alcanzarán con esta inversión son: mejora medioambiental en la sustitución de proceso productivo basado en mercurio por otro basado en membrana y mejora tecnológica contrastada con la mejor técnica disponible y aplicada al 50% en la industria actual mundial de Cl2(cloro).

Los beneficios del cambio son la mejora de la eficiencia energética en un 26% y la mejora de la productividad en un 20%.

La inversión, declarada de interés autonómico, permitirá además aumentar la fabricación de Cl2(cloro) y de sus derivados, sobretodo en la obtención de determinados productos de alto valor añadido en el mercado del tratamiento de Aguas.

Química del Cinca lleva en Monzón 34 años y, por el momento, se plantea la continuidad hasta el 2020.

Comentarios