Tres montañeros rescatados el domingo, una ingresada con hipotermia y politraumatismos

Guardia Civil Rescate

Los equipos de Rescate en Montaña de la Guardia Civil llevaron a cabo dos rescates en la tarde-noche de este domingo. En el primero, dos montañeros fueron auxiliados en los Mallos de Riglos, donde habían quedado enriscados. En el segundo, una mujer tuvo que ser rescatada tras precipitarse por un barranco en la bajada al refugio de Respumoso. Sufrió hipotermia y policontusiones, que obligaron a ingresarla en el Hospital San Jorge tras un duro rescate que duró cerca de 6 horas.

En este último caso, efectivos de Panticosa y Jaca se desplazaron hasta las proximidades del citado refugio tras recibir la llamada de un grupo de montañeros, una de sus componentes, de 58 años y residente en San Sebastián, se había caído por un barranco hasta una poza de agua y no tenían contacto visual con ella. Tras descender al lugar, atendieron a la herida, que sufría múltiples traumatismos y una hipotermia importante.

Debido a la dificultad del terreno para evacuar a la accidentada, con frío intenso y riesgo de caída de piedras desde la parte alta del barranco, se instaló un sistema de cuerdas y contrapesos para realizar la evacuación. Tras más de dos horas se consiguió izar a la herida hasta una senda, donde instalaron un punto caliente para subir la temperatura corporal de la mujer antes de trasladarla, a hombros en la camilla hasta el aparcamiento de La Sarra, donde esperaba una UVI móvil. Sobre las 02’45 horas se transfirió a la accidentada a la UVI que la traslado al Hospital San Jorge de Huesca.

En lo que se refiere al primer rescate, la Guardia Civil recibió el aviso de dos escaladores enriscados en una zona próxima al Mallo Frechín, en los Mallos de Riglos. Al igual que en la actuación anterior, debido a la falta de luz no se pudo hacer uso del helicóptero, por lo que se dirigieron a pie hasta la zona agentes del Equipo de Rescate en Montaña de Huesca.

Una vez allí, ascendieron a la cima del Mallo Visera, desde donde avistaron la luz del frontal de uno de los escaladores. Tres horas después de empezar el operativo, llegaron al lugar donde se hallaban los montañeros, que estaban ilesos, pero debido a algún contratiempo en la escalada se les hizo de noche y desconocían la ruta para bajar del Mallo.

Se les proveyó de linternas frontales y se iniciaron las labores de descenso. Sobre las 23.30 terminaron el descenso y fueron trasladados a su vehículo. Los rescatados eran una mujer de 31 años y un varón de 36 años, ambos vecinos de Lérida.

Comentarios