Más de 145.000 personas visitaron la Ribagorza en 2014

La implantación del gestor estadístico de datos es lo que está permitiendo que, en los últimos años, se puedan conocer las cifras de turistas que pasan por las oficinas de turismo de la comarca de la Ribagorza. En 2014, hasta julio, se trabajó con la aplicación implantada a través del PCT, que no recogía datos de todas las oficinas y, de julio a diciembre, con la aplicación de Turismo Aragón que refleja los números de la totalidad de oficinas de la Ribagorza. En total, en los últimos doce meses visitaron el territorio 145.222 personas, de ellas, alrededor de 21.000 entre enero y julio, y el resto, unas 124.000, de julio a diciembre.

En los primeros seis meses del año, el 50% del turismo nacional, procedía de Barcelona, Huesca y Zaragoza, seguido de Madrid y Navarra, mientras que los turistas extranjeros llegaron, principalmente, de Francia, Países Bajos y Alemania aunque se registraron otras 30 procedencias distintas.

De julio a diciembre, catalanes, madrileños y altoaragoneses, encabezaron el ranking de turistas nacionales, por delante de valencianos, zaragozanos o vascos. Mientras que, por lo que se refiere al turismo internacional, el pódium fue para Francia, Holanda y Estados Unidos seguidos de México, Alemania y Reino Unido.

El conocimiento general de la comarca, y el turismo activo, cultural o de naturaleza fue lo que animó a los turistas a visitar Ribagorza en 2014. Lo más demandado fueron las excursiones senderistas, las visitas a pueblos, castillos, torres y puentes, o en turismo religioso, información sobre el templo budista de Panillo y Torreciudad.

Los hoteles, hostales o pensiones fueron los alojamientos más utilizados e internet, los amigos/familia o visitas anteriores las vías por las que conocieron Ribagorza.

Destaca también que el congosto de Montrebei o el camino natural fue lo que les llevó a Viacamp y Litera, la catedral de Roda y el monasterio de Obarra, al valle del Isábena, y que quienes visitaron Graus lo hicieron atraídos por la villa, Panillo, o el embalse de Barasona o Benabarre por su castillo, sus fiestas y tradiciones.

Comentarios