IU-Cinca Medio pide que la Comarca sea considerada "libre de pobreza energética"

Ante el aumento de población vulnerable a la pobreza energética, Izquierda Unida-Cinca Medio ha presentado una propuesta de resolución, para su debate en el próximo Consejo Comarcal, en la que insta al equipo de Gobierno a negociar convenios con las empresas de suministros energéticos, al objeto de garantizar el suministro suficiente a este sector de la población.

También solicitan que se eviten los cortes de suministros vía mediación de la Comarca del Cinca Medio o entidades sociales sin ánimo de lucro que sean colaboradoras de la entidad, así como una minoración de costes ante posibles impagos y cortes de suministros en la factura energética.

IU considera imprescindible la consignación suficiente de partidas económicas para eliminar la pobreza energética de la comarca y, por ello, pide que se trabaje para que el Cinca Medio sea considerado “libre de pobreza energética”.

Esta moción tiene su origen en la línea tomada en ese sentido por el Ayuntamiento de Utebo, donde gestiona los Servicios Sociales Izquierda Unida. El portavoz de IU en la Comarca del Cinca Medio, Miguel Aso, señalaba que el citado consistorio zaragozano, “en su lucha para combatir la pobreza energética, además de poner partidas que permitan acudir al rescate de familias con necesidades, había firmado un acuerdo con una compañía energética, en la que se contemplaban varias de las cuestiones que solicitan en la propuesta de resolución presentada.

Entendemos – señalaba Aso- que “la lucha contra la pobreza energética, por la que muchos conciudadanos pierden la luz o no pueden calentarse en sus casas en las debidas condiciones, es algo perfectamente solucionable desde las administraciones públicas mediante la aplicación de protocolos y colaboraciones entre entidades públicas y privadas, así como mediante la consignación de partidas suficientes”.

No obstante, añadía Aso que “el problema central radica en la pérdida de control público que existe sobre el sector energético, que si fuera mayoritariamente propiedad del Estado y por tanto de todos nosotros, sus beneficios servirían para el interés de la mayoría solucionando problemas como el de la pobreza energética sin ningún problema”, concluía.

Comentarios