Los trabajadores de FCC intensifican las movilizaciones y exigen que se cumpla lo acordado

Sigue la lucha para los trabajadores de FCC, encargada del servicio municipal de la limpieza viaria en Huesca. En una asamblea celebrada a última hora de este jueves decidían intensificar las movilizaciones, seguir con la recogida de firmas, dejando para más adelante la posibilidad de convocar nuevas jornadas de huelga. De momento, se mantiene el paro del 22 de enero, festividad de San Vicente. La semana que viene tienen previsto, además, solicitar una reunión con el consistorio oscense.

Los empleados lamentan la actitud “poco conciliadora” de la empresa que lejos de buscar la paz social, está sometiendo a los trabajadores a continuas presiones. Cambios de cuadrantes cada tres días o reducciones de jornada, cuando no ha disminuido la carga de trabajo, son algunas de las medidas adoptadas por FCC en las últimas semanas y coincidiendo con la convocatoria de huelga.

La reducción de la jornada, que afecta a un tercio de la plantilla, ha sido otra de las medidas adoptadas por la empresa. Decisión que, insisten, no les va a hacer reblar en la exigencia del cumplimiento del convenio y en la defensa de los derechos laborales y salariales de los trabajadores. Desde CC.OO. recuerdan el “alto porcentaje de temporalidad, que siguen sin ropa de trabajo y que todavía no tiene aplicado un Plan de Igualdad”.

Los operarios insisten en que la empresa no está respetando los acuerdos firmados y quieren hablar con el Ayuntamiento sobre la distribución del trabajo que, aseguran, no cumple con el Estatuto de Trabajadores ni con el pliego de condiciones. Y esto, añaden, está afectando también a la prestación del servicio.

En función del resultado de la reunión que mantendrán el lunes con la empresa en el SAMA (Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje), solicitarán reunirse con el equipo de gobierno, a quien piden que se interese por su situación y le recuerdan que fueron ellos quienes trajeron a Huesca a FCC.

Comentarios