El rodaje de Palmeras en la Nieve finaliza en Bielsa

Tras pasar diez semanas en Gran Canaria, en Teror, donde se construían espectaculares escenarios, y rodar en otras localizaciones de la isla, el rodaje de Palmeras en la Nieve se trasladó a Colombia, durante dos semanas. La última parada se hace en Bielsa donde, estos días, se ruedan las últimas escenas de la película dirigida por Fernando González Molina y protagonizada, entre otros, por Mario Casas y Adriana Ugarte. En estos días de rodaje en Huesca se ha contado con el apoyo de "Huesca, La Magia del Cine" a través de la sociedad de promoción turística TuHuesca, que cuenta con la oficina fílmica de la provincia, Huesca Film Office.

A lo largo del rodaje,  se han empleado  más de 70 actores, más de 250 técnicos y más de 2.200 extras, cifras que convierten a Palmeras en la Nieve en la producción de habla castellana más grande de los últimos tiempos. La fecha prevista para el estreno de la película es el 4 de diciembre de 2015.

Fernando Gonzalez Molina, que vuelve a ofrecernos una adaptación de una novela de éxito como Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti. Guión a cargo de Sergio G. Sanchez, que ha cosechado éxitos como El Orfanato, Fin y Lo Imposible, basado en la exitosa novela homónima de Luz Gabás, leída ya por más de 500.000 personas desde su publicación en 2012

SINOPSIS

Desde 1926 la isla de Fernando Poo (ahora Bioko) formó parte de la Guinea Española, aunque era posesión española desde 1778, hasta que en 1968 se proclamó la independencia del país. La progresiva escalada de tensión y violencia de esos años supuso un complejo episodio de nuestro pasado del que apenas llegaban noticias a la península. "Palmeras en la Nieve" sitúa su acción por una parte en el periodo de transición de las colonias a provincias de ultramar hasta la independencia definitiva, y por otra en el presente, en Bioko, un territorio herido tras años de inestabilidad, dictaduras, desapariciones, tortura, y falta de libertades.

Se trata una historia tan épica como intimista que tiende puentes entre dos tiempos, dos culturas y dos generaciones.

El descubrimiento accidental de una carta olvidada durante años empuja a Clarence (Adriana Ugarte)  a viajar desde las montañas de Huesca a Bioko para visitar la tierra en la que su padre Jacobo (Alain Hernández) y su tío Kilian (Mario Casas) pasaron la mayor parte de su juventud, la isla de Fernando Poo. En las entrañas de un territorio tan exuberante y seductor como peligroso, Clarence (Adriana Ugarte) desentierra el secreto de una historia de amor prohibido enmarcado en turbulentas circunstancias históricas cuyas consecuencias alcanzarán el presente.

Comentarios