2014, año extremadamente cálido en la Hoya, y cálido en el Pirineo y resto de la provincia

La Unidad de Estudios y Desarrollos Meteorológicos de la Delegación Territorial en Aragón, de la Agencia Estatal de Meteorología, ha dado a conocer el avance sobre el comportamiento climático del pasado año 2014 en Aragón, la Rioja y Navarra, así como la evolución de temperaturas y precipitaciones de sus observatorios principales, durante el periodo 1960-2014. En Aragón, 2014 fue un año calificado entre muy cálido y extremadamente cálido, en cuanto al carácter de sus temperaturas, y húmedo en cuanto a sus precipitaciones.

Por lo que se refiere a las temperaturas, el pasado año fue cálido en el Pirineo occidental, muy cálido en buena parte del resto de la provincia de Huesca, Cinco Villas, cuenca del Jalón y Gúdar-Javalambre, y extremadamente cálido en la Hoya de Huesca, riberas del Ebro, Bajo Aragón, valle del Jiloca, Cuencas Mineras, Albarracín y Teruel. La anomalía anual media de +1,2ºC con respecto a la normal de referencia.

En el ámbito territorial de AEMET, 2014 fue un año muy cálido o incluso extremadamente cálido. Ya desde su inicio, el año apuntó ese carácter cálido, que continuó en la primavera (con un mes de abril extremadamente cálido), rompió el paso el verano, con temperaturas inferiores a las esperables, y finalizó con un trimestre también muy cálido, destacando noviembre con un comportamiento extremadamente cálido. El promedio de las anomalías observadas alcanzó un valor de +1,2ºC con respecto a las medias anuales, para el periodo de referencia, 1971-2000.

En cuanto a las precipitaciones, en Aragón, el año presentó un carácter pluviométrico ligeramente húmedo, con contrastes: en el Pirineo, somontanos, área del Moncayo y margen izquierda del río Ebro fue húmedo o muy húmedo; por el contrario, en la cuenca del Jalón y mayor parte de la provincia de Teruel fue normal o seco (incluso muy seco en algunas zonas de Teruel). Los porcentajes de precipitación, con respecto a las medias habituales, supusieron un 107% de promedio, con un rango que oscila entre el 74% en Calamocha y el 144% en Tarazona.

Y para el conjunto de la demarcación, 2014 puede ser considerado como húmedo con tendencia a muy húmedo en el norte y el oeste, y a normal o seco en el sur. Su discurrir hasta mayo se caracterizó como húmedo, y a partir de entonces se intercalaron meses secos, normales y húmedos, siendo noviembre el que más destacó como muy húmedo, y donde se acumularon las mayores precipitaciones del año. De promedio, y para todo el territorio, el porcentaje de precipitación alcanzó el 113% con respecto a la normal del periodo de referencia 1971-2000.

Comentarios