El PAR rechaza el cierre del Cuartel Sancho Ramírez

El portavoz del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca, Fernando Lafuente, ha expresado su “rechazo al cierre del acuartelamiento Sancho Ramírez que supondría eliminar unos 250 puestos de trabajo en la ciudad, así como el traslado de decenas de familias, con un negativo efecto económico en suministros, consumo, servicios… que demanda el cuartel y también desde el punto de vista social e incluso con la ruptura de los vínculos históricos de Huesca con el Ejército. Esta es la misma posición que hemos mantenido siempre, por ejemplo cuando se anunció su desmantelamiento en 2006 que culminó con una reducción de unidades dejando en la mitad el número de soldados. El actual ministro sumaría otra decisión perjudicial para Huesca a la que ya tomó su predecesor en el gobierno anterior”.

Según el portavoz del PAR, “no es admisible que ese eufemismo parlamentario de que ‘las instalaciones dejarán de ser necesarias para los intereses del Ejército de Tierra a lo largo del año 2016’ como han anunciado ahora, suponga que el Ministerio haya estado dando largas y transmitiendo información parcial al ayuntamiento y a las instituciones aragonesas con la intención oculta de mantener su programación de cierre inminente. Exigimos lealtad. Además, con todos los respetos para la organización de la Defensa, no sólo existen sus intereses sino que Huesca también los tiene, más aún cuando unos pueden ser sólo economicistas y los otros, de ciudad y de sociedad. Hay que reivindicarlos con eficacia”.

Con ese fin, Lafuente ha indicado que “tampoco es admisible que este asunto provoque, una vez más, un cruce de acusaciones entre PP y PSOE sin mayor utilidad. De lo que se trata es de adoptar todos los grupos del ayuntamiento y junto con las entidades ciudadanas oscenses y el Gobierno de Aragón, una postura de unidad que demuestre la voluntad común de trabajar por la ciudad, reclamando la permanencia del mismo o mayor volumen de tropas en el cuartel. También el Ejército puede reorganizarse sin llegar al cierre definitivo ni al previsible intento, como ya sucedió con los cuarteles de la Merced y Alfonso I o la antigua cárcel o la estación, de rentabilizar terrenos por parte del Estado, como bien ha recordado la Asociación de vecinos del Perpetuo Socorro al proponer usos sociales para el Sancho Ramírez que, si se da el caso, habrá que analizar, así como las compensaciones a Huesca sin facilitar exclusivamente otros fines ajenos”.

Comentarios