El desvío presupuestario del recrecimiento de Yesa supera el 400%

Embalse Yesa

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) se ha visto obligada a repetir el plazo de información pública de la ampliación de la zona de seguridad del recrecimiento de Yesa, que supone la expropiación de 102 viviendas. Una obligación fruto de las alegaciones presentadas por las asociaciones Río Aragón y Yesa+No, que critican la “enésima chapuza” de la CHE en este proyecto y subrayan que el desvío presupuestario del mismo supera ya el 400%. Supera los 425 millones de euros al añadir los 25 millones para estabilizar la ladera y los 24 millones previstos para la citada expropiación.

Estos colectivos explican que únicamente se había puesto a disposición pública la expropiación pero no toda la documentación que la justificaba. Consideran “inadmisible” que un procedimiento que conlleva la ampliación de la zona de seguridad hasta abarcar dos urbanizaciones completas se pretendiera aprobar sin someter a conocimiento público su justificación. Se muestran convencidos de que “la CHE ha pretendido, deliberadamente, ocultar información que pueda ser relevante para cuestionar este proyecto”.

Las asociaciones Río Aragón y Yesa+No recuerdan que ha pasado ya el mes de plazo que marca la ley para entregar documentación en materia ambiental desde que solicitaron formalmente los anejos no expuestos y otros expedientes relacionados con la obra, sin que hayan tenido respuesta alguna. Exigen que se depuren responsabilidades y que se ponga fin a este proyecto que califican de “bochornoso” y de “continua sucesión de chapuzas y errores”.

También piden a las diferentes formaciones políticas de Navarra y Aragón que, de cara a las próximas elecciones, “sean responsables, hagan uso del sentido común y apuesten por la paralización de este desmadre social, ambiental y económico en el que se ha convertido el recrecimiento de Yesa”.

Comentarios