IU denuncia la lucha contra los estorninos adoptada por el Ayuntamiento de Monzón

Izquierda Unida Monzón critica las medidas adoptadas por el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, para combatir la plaga de estorninos. Una política, señala IU, que se limita la poda severa de los plataneros de la Plaza del Conservatorio y la Plaza Aragón, “poda que a buen seguro, pone en riesgo la salud de estos árboles catalogados como árboles singulares”.

Según recuerdan desde IU, cuando han denunciado que las podas ponían en peligro la salud de los árboles, la respuesta ha sido siempre que es mucho más barato el tratamiento. Por ello, consideran que lo barato acaba saliendo caro, “porque se ha perjudicado a unos árboles singulares, no se ha solucionado el problema global de la ciudad y por tanto, no han dejado de existir importantes problemas por la presencia de estas aves”.

Para esta organización, el consistorio montisonense “solamente saca el problema más inmediato del centro, del lugar donde más se ve, a costa de perjudicar otros lugares donde pinos de elevado porte, sirven de dormidero y hacen de efecto llamada para esta plaga de estorninos”. Para ello, ponen como ejemplo el Colegio Aragón.

Desde IU apuntan que un sólo pino de elevado porte instalado en el citado centro escolar sirve de dormidero a cientos de estorninos, haciendo impracticable una de las mesas de ping-pong y afectando a las zonas de juego del patio de recreo, “sin que el Ayuntamiento, siquiera por salubridad, haya limpiado la zona de manera diaria o haya trasladado esa zona recreativa a lugares no afectados por esta plaga”.

“Curiosamente este fin de semana, el Ayuntamiento, ha decidido adoptar alguna medida usando pirotécnica en el árbol, lo que sin duda tendrá alejados a los pájaros en ese árbol durante unos días, pero seguirá sin solucionar el problema de pinos como los existentes en la trasera del edificio de los sindicatos, del Polígono Paules o de la Casa Pardina, entre otros”, añadía IU.

Por todo ello, esta formación opina que el Ayuntamiento no está actuando de manera eficiente ante esta lacra. "Existiendo una solución global para un problema que afecta a una parte importante de la ciudad, no se pueden adoptar medidas parciales, que no solucionan el problema y que en días de lluvia o elevada humedad, además de un olor considerable, los excrementos de estas aves resultan todavía más peligrosos para la salud, máxime, si además se ubican sobre zonas de juegos de niños y niñas, como sucede en el Colegio Aragón".

Comentarios