La “orden” dada por la Guardia Civil de “espiar” el trabajo de los controles de la Policía fue una “mala interpretación”

Control tráfico Valle de Tena

La orden del Teniente Jefe Interino de la Guardia Civil de la compañía de Jaca fechada el viernes 9 de enero “sobre controles del Cuerpo Nacional de Policía en la demarcación de la Guardia Civil” se debe a un error de interpretación según las fuentes consultadas por esta redacción. Se apunta a que las relaciones entre ambos cuerpos en la provincia de Huesca son “magníficas” y se trabaja en colaboración en todo momento.

En la orden emitida, se da instrucción para que se controle a la Policía, indicando si se trata “efectivamente de un control de extranjería”. Se pide punto de control, carretera y punto Km, además sentido del control y horarios que se hacen.

El escrito se produjo dos días después de los atentados contra el semanario Charlie Hebdo y cuando, según publicaba Vozpópuli, había sospechas de que sus autores pudieran escapar en dirección hacia España. El oficial al frente de los ocho puestos de la zona de Jaca ordenaba a sus subordinados que le remitiesen a diario información detallada de los trabajos de la Policía Nacional.

Desde la Comandancia de Huesca se ha declinado hacer declaraciones. La orden existe y desde la Benemérita en Madrid se ha justificado (según Vozpópuli) en que, supuestamente, se han extralimitado los Policías en sus funciones. Desde los sindicatos de Policía y Guardia Civil se considera que se trata de una “descoordinación” manifiesta y que no es de recibo.

De hecho, la Asociación de Guardias Civiles de Aragón, ha pedido que se abra una investigación interna sobre esta orden dada.

Curiosamente, este fin de semana los controles de la Policía se han realizado a la altura del “Banco de la Salud” de Jaca donde sí tiene competencia de “demarcación” este cuerpo.

Comentarios