El PSOE dice que el gobierno de Rudi discrimina a las zonas despobladas de montaña

El portavoz de Agricultura en las Cortes de Aragón, Ramón Laplana, ha señalado que el Gobierno de Rudi lleva cuatro años discriminando a las zonas de montaña y despobladas. Por esta razón, tacha las propuestas realizadas por el consejero Lobón para apoyar a las zonas de montaña, (a pesar de su buena voluntad), de “brindis al sol” porque faltan cuatro meses para las elecciones y la retahíla de recortes en esta legislatura, dice, es muy extensa. Además, apunta que sin fondos, tal como ha señalado el senador Antonio Arrufat, todas las propuestas se vienen quedando en mera palabrería.

En este sentido, Laplana añadía que el Gobierno del PP ha tenido instrumentos muy potentes para favorecer a las zonas rurales, pero en vez de ayudar, ha ido en su contra, como se ve con la nueva PAC 2015-2020 que recorta inicialmente ya un 10 % las ayudas para llegar hasta el 15 % o la diminución en 200 millones de euros las ayudas del Ministerio para el Plan de Desarrollo Rural dentro del segundo pilar de la PAC. Indicaba que el Gobierno de Rudi, lo primero que hizo en el inicio de legislatura fue suprimir el Plan de Desarrollo Rural de Aragón, negociado entre todas las administraciones, argumentando que el Ministerio de Hacienda se oponía.

Agregaba que, además, en la nueva PAC negociada y aprobada por los gobiernos del PP no hay ninguna ayuda extraordinaria para las zonas rurales. De hecho, asegura que el Gobierno de Rudi todavía no ha pagado las ayudas agroambientales a las zonas rurales y tampoco la Indemnización Compensatoria Básica correspondiente al año 2014, que beneficiaba sobre todo a las zonas rurales, despobladas y, por supuesto, zonas de montaña. No se sabe si la van a cobrar, o si van a recibir las ayudas para la incorporación de jóvenes agricultores, o la modernización de explotaciones, así como las ayudas para la ganadería extensiva.

Laplana manifestaba que, además de todos estos elementos, hay que tener en cuenta otros aspectos, como las ayudas por la reserva de energía o la caducidad de las concesiones, impulsada por el presidente de la CHE, pero que está discriminando a las zonas de montaña del Pirineo, tal como ha puesto en evidencia ADELPA, y también a otros lugares con infraestructuras hidráulicas como ocurre con Mequinenza.

Por esta razón, pide tanto al consejero como al presidente de la CHE “una clara rectificación, aunque cree que, a falta de pocos meses para las elecciones, es imposible un cambio de actitud. Laplana insiste en que todas las propuestas planteadas por el consejero Lobón de favorecer la fiscalidad de zonas de montaña, desfavorecidas o despobladas son positivas, pero difíciles de creer cuando quedan cuatro meses para las elecciones y llevan cuatro años haciendo lo contrario.

Comentarios