El Alto Gállego con uno de los mejores parques de bomberos y un alto nivel de incidencias

El consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, se ha reunido con el presidente de la comarca del Alto Gállego, Pedro Grasa, y con los responsables de Protección Civil para “analizar como ha arrancado el invierno en una de las comarcas aragonesas en las que se produce un mayor número de incidencias, pero que también cuenta con uno de los parques mejores de Aragón, lo que no quita para incrementar sus necesidades”, ha afirmado el consejero.

Por su parte Pedro Grasa, ha recordado que es una comarca con 14.447 habitantes que en diversos momentos llega a los 60.000 habitantes. Se han atendido servicios e intervenciones en el último año 1.033 y dentro de las mejoras a realizar, mientras se llega al Consorcio de bomberos, está el contar con una persona más.

Suárez ha recordado que el pasado invierno la comarca del Alto Gállego registró 239 incidencias en las carreteras y 9 incidencias por fenómenos meteorológicos, siendo la que más incidentes registró de todas las comarcas de montaña de Huesca. Tras ella se situaron las comarcas de Jacetania, Ribagorza y Sobrarbe. En lo que va de año son ya 84 las incidencias registradas en el 112 SOS Aragón, la mayoría de ellas relacionadas con las carreteras.

El Jefe de Bomberos del Alto Gállego, Oscar Aguarta, ha precisado que gracias al material que se cuenta para excarcelación se han evitado muertes y que personas heridas no han tenido lesiones más graves.

Entre los incidentes más habituales en esta zona de la Comunidad Autónoma figuran los incendios provocados por chimeneas, los problemas para circular por la red viaria a consecuencia del hielo, la nieve y los aludes. La situación ha mejorado sensiblemente, no sólo por la intensa presencia de quitanieves en la carretera, sino por la entrada en funcionamiento de la visera antialudes en la carretera de acceso al balneario de Panticosa.

El consejero ha conocido, además, los nuevos equipamientos que ha adquirido la comarca en materia de Protección Civil y que han sido financiados con cargo al Fondo de Desarrollo Territorial y Rural que cofinancian al 50% el Departamento de Política Territorial e Interior y la Unión Europea a través de los FEADER.

En concreto se han invertido más de 200.000 euros para adquirir equipos de excarcelación de víctimas atrapadas en accidentes de carretera y una cisterna de 2.000 litros que permite que uno de los camiones de bomberos pueda desempeñar dos funciones diferentes: quitanieves en invierno y autobomba forestal el resto del año. Además la Comarca ha adquirido un vehículo para el servicio de transporte social y equipamiento tecnológico y cultural.

Cabe recordar que el FEADER ha llegado también a Biescas, donde se han invertido más de 50.000 euros en el abastecimiento a Orós Alto y más de 100.000 euros en Sallent de Gállego para mejorar la captación de agua de la urbanización Formigal.

Comentarios