La provincia de Huesca pierde gradualmente su presencia y protagonismo militar

GMAM Grupo Militar Alta Montaña escalda

La provincia de Huesca en los últimos 25 años está perdiendo su presencia y protagonismo militar. A comienzos de los años 90, cuando el servicio militar era obligatorio, el Alto Aragón contaba con 7 acuartelamientos activos, en Huesca, Jaca, Sabiñánigo y Barbastro, que reunían aproximadamente a 6.000 efectivos militares. En la actualidad, se cuenta con tres acuartelamientos abiertos, dos en Jaca y uno en Huesca, que tienen aproximadamente con 1.100 efectivos. Con la reforma que se está planteando desde el ministerio de defensa, con el objeto de tener un ejército más operativo, la provincia se quedaría a finales del 2016 con dos acuartelamientos abiertos, los de Jaca, y 750 efectivos.

Esta disminución gradual de efectivos comenzó con el Plan Norte que se puso en marcha en el año 1996, que supuso el cierre de los cuarteles de Sabiñánigo y Barbastro parte de los de Huesca.

Con la reorganización del Plan Norte, el uno de junio del 1996 se crea la Brigada de Cazadores de Montaña Aragón I, que está formada por los regimientos Galicia 64 de Jaca, América 66 de Pamplona y el acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca.

Otra fecha importante es el año 2001 que desaparece el servicio militar obligatorio y se crea un ejército profesional. En ese periodo la plana Mayor de de la Brigada de Cazadores Aragón que estaba en Huesca, junto con su general pasan a ubicarse en Jaca, en el acuartelamiento San Bernardo.

Hacia el año 2005 comienza a plantearse la posible desaparición del Sancho Ramírez de Huesca, pero finalmente debido a una acción política, y ver que logísticamente, las unidades de Montaña necesitan una unidad de comunicación y transporte de apoyo, se consigue que el Sancho Ramírez no se desmantele.

El uno de enero del año 2008, se crea la Jefatura de Tropas de Montaña, cuyo cuartel general continúa en el Acuartelamiento San Bernardo de Jaca. A esta Jefatura pertenecen el Regimiento Galicia 64 de Jaca, con el batallón Pirineos, El América 66 de Pamplona, el acuartelamiento Sancho Ramírez, de Huesca, que sirve como unidad de apoyo, el regimiento Arapiles de San Clemente de Sasebas de Gerona y el Bruns de Barcelona.

En el año 2010 en una nueva reorganización, el Sancho Ramírez de Huesca deja las Tropas de Montaña, y se incorpora a la brigada de Logística de Transportes, cuyo cuartel General está en Zaragoza

Durante este periodo estas unidades de montaña de la provincia de Huesca, han participado en numerosas misiones internacionales, como Kosovo, Bosnia, Afganistán o la última de ellas en el continente africano en concreto en Malí, siendo la unidad española de intervención rápida adscrita a la OTAN. En el año 2007 también desde el Cuartel General de Jaca se coordinó, el grupo del batallón Europeo, formado por unidades de España, Francia, Alemania, y Portugal.

El siguiente paso es una nueva reorganización en la que está trabajando el ministerio de defensa, con el objetico de tener un ejército más operativo. De las 10 brigadas actuales que hay en nuestro país, se quedarán en 8, creando la Brigada Orgánica Polivalente Aragón, cuyo cuartel general, inicialmente estará en Zaragoza. En esta Brigada estarían integradas las unidades de la actual Jefatura de Tropas de Montaña, y se añadirían otras unidades del País Vasco, Cataluña y Zaragoza

Con la nueva restructuración desaparece el acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, y se amortiza la plaza de General de las Tropas de Montaña que está en Jaca. Los responsables del Estado Mayor del Ejército consideran que la unidad de transporte que está en Huesca, se debe trasladar a Zaragoza para ser más operativa.

Por otro lado la amortización de la Jefatura de las Tropas de Montaña de Jaca implica el traslado de la Plana Mayor que está en Jaca a Zaragoza. El alcalde de la ciudad considera que el número de efectivos no disminuiría, ya que hay algunas plazas que están sin cubrir y parte de los componentes de la Plana Mayor se podrían quedar en la capital de la Jacetania.

Según los plazos que se barajan, esta remodelación se haría efectiva en el segundo semestre del año 2016 o en los primeros meses del 2017.

Si se cumplen los borradores que se están barajando, la provincia de Huesca sólo tendría presencia militar de unidades en Jaca, con el acuartelamiento la Victoria que cuenta con cerca de 500 efectivos y el Acuartelamiento San Bernardo, donde se encuentra la Escuela Militar de Montaña y Operaciones especiales, que tendría entre 250 y 300 efectivos

La ciudad de Huesca, desde los grupos políticos y los agentes sociales, considera que no debe perder la presencia de unidades militares con el consiguiente cierre del cuartel Sancho Ramírez. En los próximos días la alcaldesa de Huesca, Ana Alos se reunirá con el ministro de defensa para analizar esta situación y buscar alternativas, ya que la desaparición del cuartel tendría un gran coste social y económico para la ciudad.

Otras alternativas que políticamente se podrían negociar sería que la UME la Unidad Militar de Emergencia, que está en Zaragoza se pudiera trasladar a Huesca. Por otro lado, el Ayuntamiento de Jaca en pleno ordinario aprobó por unanimidad una propuesta en la que se pedía que se ubicara en Jaca el Cuartel General de la Brigada Polivalente Aragón. Mientras el alcalde también está pendiente de reunirse con los representantes del ministerio de Defensa.

Comentarios