Cambiar IU Aragón cree que la juventud de Huesca está olvidada y aporta propuestas

Ilich Ajates, simpatizante de Izquierda Unida de Huesca y activista de #cambiarIUAragón, candidatura de Nacho Martínez a las primarias de IU Aragón aporta propuestas para “acabar con la indiferencia a la que está condenada la juventud”

En materia laboral, es necesaria una remodelación del Instituto Aragonés de Empleo que tiene un escaso porcentaje de colocaciones, derivando esta labor a Empresas de Trabajo Temporal y demás agencias de colocación, que privatizan un servicio público, dejándolo al margen del interés general y no abstrayendo del control de las administraciones las condiciones ofertadas. En materia puramente formativa, los ayuntamientos recurren en ocasiones a la creación de escuelas de empleo, pero estos programas son bastante caros y su repercusión es pequeña, de 12 a 20 jóvenes durante 1 o 2 años. Existen planes de formación como Primera Juventud o el Plan Fija del Gobierno de Aragón y la CREA, los cuales pueden suponer el primer acercamiento de los jóvenes al mundo laboral a través de prácticas en empresas con contratos de formación que son remunerados. Es importante potenciar económicamente los programas en la ciudad que ya realizan otras entidades o administraciones. Así mismo, la formación para desempleados adolece de una falta absoluta de realismo, pues por un lado nos encontramos con formaciones que no tienen salida alguna debido a las nuevas políticas emprendidas (en materia de renovables, a modo de ejemplo), o que no son precisas dada la casuística laboral en el territorio (cursos de determinados idiomas…) o que no procuran, debido a la situación socio – económica que atraviesa Aragón, una futura colocación, dejando a los desempleados en una especie de bucle formativo sin expectativas hacia su incorporación al mundo laboral. Los Ayuntamientos también cuentan con asesorías laborales pero que no abordan el problema de fondo, establecer determinadas sinergias con las empresas de su entorno geográfico a fin de dar a conocer determinados candidatos, fomentando su incorporación con ayudas y subvenciones que reanuden el mercado laboral y, por ende, la economía. Es fundamental que un ayuntamiento conozca el tipo de empleo del que se alimenta su ciudad y de las necesidades que adolecen las empresas de su entorno, sobre todo de personal más cualificado, fomentándose la interacción entre estos organismos públicos y sectores de la empresa privada que puedan requerir su expansión o la incorporación de trabajadores. La propuesta va encaminada hacia una mayor actividad de las asesorías y organismo existentes, no con la externalización de sus servicios, sino incrementando sus actuaciones, para transformarse en verdaderas intermediarias entre el que busca empleo y el que lo ofrece, mediante el establecimiento de medidas de carácter positivo que incentiven este tipo e contrataciones.

“Huesca, no es una excepción”

Una de las propuestas consiste en resaltar que Huesca adolece de una casa de juventud con la que, pese a tener menos habitantes, ciudades de la provincia como Monzón o Barbastro, sí cuentan. Los y las jóvenes oscenses necesitan un centro que les sirva de referencia en materia de información infantil y juvenil, un verdadero punto de encuentro, en el que puedan realizar actividades culturales, desarrollar sus habilidades intelectuales, sociales y culturales, un servicio dirigido a este colectivo que les asesore en cuestiones sexológicas, laborales, de orientación educativa…, así como se puedan llevar a cabo determinadas actuaciones educativas y preventivas en materia de drogodependencias y consumo de alcohol de forma continuada y no circunscritas a determinados lugares y fechas. Apostamos firmemente por la creación del albergue juvenil, cuyo trámite de creación se encuentra en el estudio de diferentes propuestas presentadas para su construcción, siendo necesario un compromiso prioritario por parte de los poderes públicos locales de que se vea comenzada la construcción en la próxima legislatura.

Entendemos que pese a que el ayuntamiento de Huesca no tiene competencias en materia de educación y empleo, ello no impide que pueda cree programas propios o incluso pueda apoyar programas de empleo de instituciones que sí son competentes en razón de materia.

Opinamos que necesita una intervención urgente, la situación de las guarderías municipales, pues de las solicitudes de plazas presentadas para la única guardería municipal 0-3 años, solo se pueden cubrir el 30%, resultando manifiesto que la ciudad necesita una tercera guardería pública. En este asunto, el ayuntamiento de Huesca debería tener la iniciativa de proponer su creación y apoyarla con los recursos materiales y personales de los que dispone. No nos podemos conformar con la creación de ayudas para llevar a los niños a guarderías privadas, pues en definitiva, esas ayudas no son accesibles para todos y todas, debido a los requisitos que se exigen, desvirtuando un servicio que debe ser público mediante contadas ayudas que faciliten el acceso a un servicio privado.

Respecto de los estudios superiores que se imparten en Huesca, creemos que Huesca ha realizado grandes inversiones en el campus universitario, que se vacían de contenido si no se persigue el crecimiento de éste, mediante la llegada de nuevos estudios a la ciudad y la ampliación de otros ya implantados como puede ser medicina, debiéndose consolidar el Hospital San Jorge como Hospital Universitario.

Nos parece imprescindible que en referencia a los “caminos escolares”, para hacer más seguro que los niños acuden solos, llevados a cabo en el entorno de sólo 2 colegios, se debe incluir en dicha actuación no solo el entorno de los centros educativos, sino el de los propios barrios, tomando en consideración las propuestas vecinales que puedan surgir, mediante el establecimiento de una participación ciudadana que sea capaz de recabar las opiniones de la comunidad educativa del centro y de las Asociaciones Vecinales, yendo más allá de actuaciones estéticas como pintar calles o poner pivotes.

Por último, creemos que en aras de un ahorro energético y una mayor sostenibilidad del consumo eléctrico de los centros escolares, se debe crear una red de colegios foto-voltaicos en la ciudad, competencia directa del ayuntamiento, que si lo llevara a término, vería reducido el coste de luz y calefacción, amortizando rápidamente la mínima inversión que hay que realizar.

Comentarios