Los directivos aragoneses opinan que la economía está mejorando

El 62,3 % de los directivos aragoneses prevé una mejora de la economía en nuestra Comunidad a lo largo del segundo semestre de 2014. Así lo reflejan los resultados del Indicador de Opinión de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) correspondientes al segundo semestre de 2014 que su presidente, Salvador Arenere, ha presentado este miércoles.

El Indicador de Opinión ADEA recoge las impresiones de los directivos sobre diferentes aspectos relacionados con la situación económica. En esta ocasión, han respondido 284 directivos y ejecutivos de las áreas de dirección general, financiera, comercial y de recursos humanos, a cuestiones relacionadas con aspectos como la financiación, evolución de la plantilla, cifra de ventas y balanza comercial.

Salvador Arenere ha afirmado que “los directivos en Aragón muestran su preocupación por el futuro en el escenario político”. Además, el presidente de los directivos aragoneses ha apostado por la innovación para aumentar la competitividad de la economía, y ha resaltado la necesidad de contar en Aragón con una “locomotora” en el sector de las nuevas tecnologías como en su día lo fue General Motors.

Según se desprende de este informe, un 55 % de los directivos encuestados opina que han mejorado las facilidades para obtener financiación durante el segundo semestre de 2104 y son un 76,4 % los que creen que mejorará esta situación en el primer semestre de 2015.

A pesar de ello, según indican los directivos, el crédito no fluye todavía como antes de la crisis por encontrarse demasiado cercana la situación de mora en las entidades financieras. 

Aumenta considerablemente el porcentaje de directivos que estima un crecimiento de plantilla en el primer semestre de 2015, pasando de un 34,3 % a un 58,7 %. Estas cifras muestran el cambio de tendencia que refleja el fin de la destrucción de empleo en las empresas para comenzar a construirlo.

El 53,3% de las respuestas manifiestan haber incrementado sus ventas en el último semestre del 2014 y un porcentaje muy parecido (el 50,5%) prevé incluso mejorar todavía más en la primera mitad de 2015.

 Las incertidumbres en mercados exteriores y la lenta recuperación del consumo impiden estimaciones de crecimiento mayores.

En cuanto a las exportaciones, cuyas previsiones habían retrocedido ligeramente en consultas anteriores, recuperan su tono de mejora con un 58,3% de los encuestados y con una previsión del 61,9% para el primer semestre de 2015.

Siguen creciendo las importaciones, como consecuencia del incremento en la compra de bienes de equipo. Los directivos que prevén una mejora pasan a ser un 30,1 % para el segundo semestre de 2014 a un 56% para el primer semestre de 2015.

Comentarios