El Salud tendrá que pagar 230.000 euros a un paciente que perdió la mano por una negligencia

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha condenado al ejecutivo autónomo a pagar casi 230.000 euros a un vecino de Graus al que tuvieron que amputar una mano hace 6 años por una negligencia. En diciembre de 2008 acudió al Hospital de Barbastro con un fuerte dolor, tras ser atendido y asegurar los médicos que no tenía ningún problema, estuvo acudiendo tanto al citado hospital como al Centro de Salud de Graus durante casi 2 meses y finalmente tuvieron que amputarle la mano, gangrenada a causa de un trombo.

La defensa del caso, tramitada por el abogado del Defensor del Paciente Ricardo Agóiz, explica que todo podría haberse evitado si se hubiese realizado una radiografía de brazo en el momento oportuno.

Los hechos se remontan a finales del año 2008, cuando J.P.LL. acudió al hospital barbastrense con dolor y pinchazos en la muñeca derecha y en los dedos, así como adormecimiento en la zona, cambio de color en la piel y dedos fríos. Los médicos le remitieron a casa y le recetaron calmantes.

Varios días después acudió a urgencias del Centro de Salud de Graus con la mano negra e inflamada. Le colocaron un vendaje y recomendaron hacer ejercicios de abrir y cerrar el puño.

Con los mismos síntomas fue el 22 de diciembre de 2008 al Hospital de Barbastro, donde lo mandaron de nuevo a casa sin hacerle ninguna prueba.

Volvió al hospital el 14 de enero de 2009, pero el médico no pudo explorarle por el dolor que tenía el paciente. Tampoco le hicieron radiografías, ni ecografías.

Una semana después acudió de nuevo al centro hospitalario con la misma problemática, y fue ingresado y derivado al Hospital San Jorge de Huesca. El 5 de febrero de 2009 le amputaron la mano por un trombo a la altura de la clavícula, que desprendía pequeños trombos que fueron a la mano y obstruyeron el riego sanguíneo de la mano provocando la gangrena.

El paciente, de 37 años, sigue tratamiento psiquiátrico desde entonces, con una minusvalía del 56% y a la espera de la colocación de una prótesis.

Comentarios