Últimos días para ver la exposición con fotos de Huesca a comienzos del siglo XX

Hasta este domingo, 8 de febrero, el Centro Cultural del Matadero acoge la exposición Nicolás Viñuales (1882-1927) en la que a través de 60 fotografías se puede tener una visión de cómo era la ciudad de Huesca y parte de su provincia a comienzos del siglo XX.

El archivo completo cuenta con más de 3.600 fotografías que aparecieron en un baúl de la casa familiar, tras un arduo trabajo, estudio y clasificación se ha podido organizar esta exposición para dar a conocer el trabajo de Nicolás Viñuales.

Fotografiaba calles, monumentos, gentes, a las que retrata de manera individual y en grupo, o los nuevos portentos de la tecnología, aviones, coches, motos o centrales hidroeléctricas.

Junto al valor documental y costumbrista de muchas de estas imágenes, subyace en ellas asimismo un gran valor artístico, con avanzados, para la época, encuadres, novedosos juegos de luces y sombras, búsqueda de entornos naturales o paisajes.

Su afición viajera le abre horizontes más allá de la ciudad y en una suerte de proto-turismo fotográfico ha dejado excelentes imágenes de la Sierra de Guara, del Pirineo o de los pueblos y paisajes del sur de la provincia. Su archivo fotográfico refleja con detalle cómo era la vida del primer cuarto del siglo XX, sus aficiones, vestidos, celebraciones y modos de vida.

Nicolás Viñuales nace en Huesca en 1882 en el seno de una familia de comerciantes establecida en el Coso Bajo. A partir de 1904 comienza a desarrollar una intensa actividad fotográfica centrada fundamentalmente en imágenes de la capital y la provincia que perdurará hasta su fallecimiento en 1927. Un trabajo que José de la Gándara establece al nivel del fotógrafo Ricardo Compairé. El Ayunatmiento de Huesca, que participaba en la inauguración, hablaba de un legado digno de reconocimiento y de seguir apoyando la difusión de la obra de este oscense.

Comentarios