Detenido un atracador que asaltaba a mujeres a punta de navaja

Agentes de la Policía Nacional detenían en Huesca a un atracador que asaltaba a mujeres a punta de navaja, tras seguirlas hasta el portal de sus domicilios. El delincuente frecuentaba bares y establecimientos de la ciudad hasta que seleccionaba la víctima. Elegía los bares en los que a última hora de la tarde hubiera alguna mujer y la observaba, para ver si sacaba la cartera para abonar la consumición, momento que aprovechaba para controlar si la víctima llevaba o no dinero.

El delincuente, un varón de 37 años, natural de Barcelona y vecino de Huesca, seleccionó a su última víctima en un bar de la Avenida Juan XXIII de esta ciudad. La denunciante, que iba acompañada de su hijo pequeño, sacó la cartera en el bar para abonar sus consumiciones, momento que aprovechó el atracador para observar que llevaba varios billetes. Cuando la denunciante salió del establecimiento, se dirigió directamente hacia su domicilio, sito en la Avenida Martínez de Velasco, sin percatarse de que estaba siendo seguida por el atracador. Cuando la señora llegó al portal de su domicilio, el atracador entró con ella y, esgrimiendo una navaja, le dijo “dame la pasta”. Temiendo por su seguridad y por la de su hijo, la víctima decidió entregarle todo el dinero que portaba en la cartera (unos 60 euros).

Cuando el autor abandonó el portal, la víctima llamó inmediatamente al 091, circunstancia que permitió la rápida intervención policial así como la detención del atracador en las inmediaciones del lugar.

El detenido, junto a las diligencias instruidas, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de los de Huesca, en funciones de guardia. Las investigaciones han sido desarrolladas por agentes de la Comisaría Provincial de Huesca.

Algunos sencillos consejos

Cuando se disponga a realizar alguna compra o a abonar una consumición en un establecimiento público, recuerde no hacer ostentación del dinero que lleva. Sea discreto a la hora de manipular monedas y billetes en presencia de personas desconocidas.

En caso de resultar ser víctima de un robo con violencia o intimidación, evite siempre el enfrentamiento con el delincuente, especialmente si va armado. Avise inmediatamente a la Policía Nacional, llamando al 091, y espere su llegada. Intente recordar el mayor número de datos del suceso y del autor, apuntándolos en un papel si es necesario, y facilíteselos a la Policía.

Comentarios