CHA pedirá en el Pleno de la Jacetania que se puedan ilegalizar los partidos corruptos

El Grupo de CHA en la Jacetania ha registrado una moción en la que propone instar al Gobierno de Aragón a dirigirse al Gobierno Central para que se incorpore a la Ley de Partidos Políticos la posibilidad de disolver las agrupaciones si se prueba su financiación ilegal. Desde CHA piden que el Ejecutivo Nacional ejerza la iniciativa legislativa para que las Cortes Generales aprueben dicha modificación.

Para José María Bartolomé, portavoz de CHA en la Comarca de Jacetania, “la alarma social y la repulsa e indignación generalizadas” que provoca la financiación ilegal de los partidos exige que esa conducta no solo esté tipificada como delito penal, sino que se incorpore como “causa de disolución y suspensión judicial de los partidos”.

En la actualidad, esta conducta únicamente acarrea la imposición de sanciones por parte del Tribunal de Cuentas. La Ley de Partidos Políticos regula la disolución o suspensión judicial de los mismos, además de por decisión de sus miembros, por acuerdo del juez competente y únicamente si incurre en supuestos tipificados como asociación ilícita, ha vulnerado de forma continuada, reiterada y grave la exigencia de una estructura interna y un funcionamiento democrático. No está legalmente previsto que la autoridad judicial pueda acordar la disolución de un partido político en el supuesto judicialmente acreditado de financiación ilegal del mismo.

El Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sitúa a la corrupción como la segunda preocupación de la ciudadanía, tras el paro y por delante de los problemas de índole económica. Pero, además, en cuarto lugar, reflejan una realidad muy preocupante: una amplia mayoría percibe como un problema a “los políticos en general, los partidos políticos y la política”.

Comentarios