Vuelven las críticas al mal estado de la carretera de Jaca a La Peña

carretera Jaca a La Peña

El mal estado en el que se encuentra la carretera autonómica A-1205, de Jaca a La Peña por el puerto de Oroel, preocupa a los vecinos de la zona y se señala como causa de un accidente de moto con dos heridos sucedido recientemente, que se llevará próximamente ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo. Ya en el año 2008 la Coordinadora Segaral, formada por vecinos de los pueblos que hay entre Jaca y La Peña, realizó una recogida de firmas para reivindicar una carretera “digna y segura”, una petición que sigue sin verse satisfecha.

El entonces consejero de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón aseguró que en esa legislatura estaría ejecutado el proyecto de mejora integral de este trazado, que servirá para vertebrar el territorio aragonés. En la actualidad, los vecinos definen como “desastroso” el estado de esta vía, sobre todo en su último tramo desde La Peña hasta Anzáñigo. Denuncian que hay “cientos de agujeros, parte del asfalto desintegrado y como consecuencia de ello, gravilla y piedras”. Una situación de la que alertó un vecino de Anzánigo el pasado mes de enero, indicando que el domingo 7 de febrero iban a pasar por allí más de 300 motocicletas, una de las cuales resultó accidentada.

En este último mes, este vecino ha trasmitido múltiples escritos sobre el tema a la Presidenta del Gobierno de Aragón, al Director General de Carreteras, al delegado provincial de la materia y al jefe del Parque de Maquinaria de la Zona de Carreteras de Jaca. Al parecer, ha recibido respuesta desde el departamento de Presidencia de la DGA, en la que le comunican que se ha informado del asunto al Consejero de Obras Públicas “para su conocimiento y efectos oportunos”.

El año pasado, el Juzgado Contencioso Administrativo nº4 emitió una sentencia por otro accidente de motocicleta sucedido en la zona en el año 2010. En ella se reconoce el “incumplimiento de las obligaciones de la administración en el mantenimiento de esa carretera”. Diez días antes de que tuviera lugar dicho accidente, este vecino de Anzánigo había enviado un escrito al anterior Director General de Carreteras notificándole el “riesgo real de accidentes” al que, denuncia, ya entonces “hizo caso omiso”:

Comentarios