Ángel Garcés y Domingo Malo: paso a nuevas caras en el Festival de Cine de Huesca

Ángel Garcés, Festival Cine Huesca, junio 10

Dos históricos del Festival de Cine de Huesca, Ángel Garcés y Domingo Malo, abandonan la Fundación y dejan de ser patronos, tras la remodelación de los estatutos, que marcan a partir de ahora un plazo de cuatro años, más otros cuatro renovables para todos los patronos. Ellos dos, junto a Montserrat Guiu, dejarán paso a otras personas, que ocuparán sus puestos.

Domingo Malo, quien entró en la Fundación en 2008, indicaba que se ha hecho algo que era necesario, y están contentos porque se ha apostado por la renovación. Tanto él como Garcés son conscientes de que hay que pensar en el futuro del Festival, intentando mantener un prestigio internacional, que se ha ido consiguiendo con el paso de los años, y que no se puede perder, ya que el Festival de Cine de Huesca es un activo importantísimo en el mundo cultural de la ciudad.

Ángel Garcés, uno de los fundadores de este certamen, ha estado presente en las 42 ediciones que se han celebrado hasta ahora, y era patrono desde 2005, año en el que entró con Montserrat Guiu, quien dirigió unos años el festival, tras la muerte de José Mª Escriche, después de que lo hiciera un par de años Garcés. Por su parte, Domingo Malo también ha estado desde sus inicios. Han llevado a cabo un trabajo importantísimo, a lo largo de todo este tiempo, tanto en organización de las diferentes ediciones, como en el visionado y selección de cortometrajes o en la labor de promoción y de establecimiento de contactos con prestigiosas personalidades dentro del mundo del cine.

Ambos han indicado, en todo caso, que no se desvinculan y que, aunque quedan en un segundo plano, seguirán apoyando al Festival en lo que sea necesario.

Comentarios