Asaja Huesca denuncia que los precios de la energía hacen inviable el regadío oscense

El sindicato agrario Asaja en Huesca ha mostrado su preocupación por los altos costes que tiene en estos momentos la energía, que anulan la rentabilidad de las explotaciones agrícolas, ya de por sí castigadas por los bajos precios de los cereales. Según José Fernando Luna, presidente provincial de Asaja, los actuales contratos de potencia que obligan a mantener un contrato durante todo el año, más los costes energéticos de las explotaciones de regadío de la provincia de Huesca, que se han disparado, llevan a una situación de un importante gasto anual todos los años, independiente de la producción que se obtenga o del precio de la misma.

Las medidas aprobadas por el Gobierno hasta la fecha son insuficientes (descuento de impuestos del 85%) y en algunos casos difíciles de cuantificar (justificación en módulos). Luna asegura que los costes energéticos se están

convirtiendo en un importante lastre para la supervivencia de los regadíos oscenses, en los cuales además se ha realizado una fuerte inversión por parte del agricultor para modernizarlos, una exigencia que viene desde la Unión Europea.

Los agricultores, dicen, han cumplido con su parte, han invertido en sus tierras para hacerlas más productivas, y se les ha dejado en la estacada al eliminarse los anteriores contratos de energía. Hay que destacar que los cálculos de rentabilidad de las explotaciones se hicieron con los precios anteriores de energía y no con los actuales. El presidente de Asaja afirma sentirse engañados: las inversiones han sido enormes, cada vez cuentan con menos ayudas para emprenderlas y además los precios de sus productos están por los suelos. Si esta situación no se arregla, se verá desaparecer una importante fuente de producción de alimentos y de generación de empleo.

Comentarios