10 años del nevero de Yebra de Basa

nevero de Yebra de Basa

En el año 2004 comenzaron el proyecto y los trabajos por Parte de la Asociación Cultural O´Zoque de Yebra de Basa para recuperar el Pozo Nevero de Yebra. Una de las primeras actuaciones en el campo de la rehabilitación que se llevaba a cabo en construcciones que han sido objeto de un estudio en la comarca, en la que existen gran número de estas neveras, en su mayoría, de los siglos XVI y XVII.

Carlos Avellana miembro de la citada asociación, una vez terminado el proyecto, financiado con fondos Proder de Adecuara, en 2006 se editaba la guía didáctica “Yebra de Basa y su pozo nevero”, escrita por Beatriz y Alejando Gurría, que fue distribuida, 500 ejemplares, en los colegios de la Comarca del Alto Gállego y también en el Centro de Profesores de Sabiñánigo.

En el caso del nevero de Yebra de Basa su utilidad fue sobre todo para alimentos y medicinas, que tenía el Hospital de Jaca. Del valor que se le daba a estos neveros, en una visita del Obispo se le entrego como un bien preciado, un bloque de hielo.

Para la realización de todo el proyecto, la Asociación “O Zoque”, se contó con el asesoramiento de Pedro Ayuso en lo que se refiere a los usos del pozo nevero y catas arqueológicas, criterios de rehabilitación, etcétera, y con destacadas colaboraciones para los paneles informativos.

La existencia de los pozos neveros posibilitó la aparición de especialistas que perfeccionaron los emplazamientos para construirlos, las técnicas de empozados y de almacenamiento de la nieve y el hielo. El nevero se encuentra situado en la denominada “planeta del pozo”, a 1.102 metros de altitud y está construido en sillarejo con una boca de 5,3 metros de diámetro y una profundidad de unos cuatro metros, por lo que podría almacenar en su interior unas 90 toneladas.

Comentarios