Caen los precios un 2% en enero en la provincia de Huesca

El abaratamiento de los combustibles, en respuesta al precio internacional del petróleo, el inicio de las rebajas de invierno y el final de la temporada navideña en materia de ocio turístico han favorecido la bajada de los precios en el mes de enero, cuya tasa de inflación en la provincia de Huesca se situaba en el -2%. En el conjunto de Aragón, según el Instituto Nacional de Estadística, la bajada era de 1,8 puntos porcentuales con respecto al mes de diciembre.

La mayor caída correspondió al grupo de vestido y calzado, un 14,5% mensual, reflejando las tradicionales rebajas de invierno. A distancia se situaba el transporte, con una reducción de los precios del 2,6%, reflejo del abaratamiento de los combustibles, seguida de cerca por ocio y cultura, cuyos precios caían un 2,1%.

Tras ellos se encuentra el grupo de consumo de menaje, donde las rebajas reducían un 0,9% mensual sus precios, mientras que en comunicaciones y en hostelería la bajada era de un 0,5%. Por último, los precios de vivienda experimentaban una caída de una décima mensual en enero.

Las subidas de precios en el primer mes de 2015 en Aragón venían lideradas por el grupo de consumo de bebidas alcohólicas y tabaco (0,5%), seguido de otros bienes y servicios (0,4%), mientras los precios subían una décima mensual en los tres grupos de consumo restantes, alimentos y bebidas no alcohólicas, medicina y enseñanza.

En términos interanuales, eran ocho los grupos de consumo que en enero de 2015 presentan tasas anuales de inflación negativas en Aragón. La lista venía encabezada por transporte (-7,8%), situándose en segundo lugar las comunicaciones (-4,6%). A distancia, a estos dos grupos de consumo les seguían vivienda (-1,4%), alimentos y bebidas no alcohólicas (-1,0%), ocio y cultura (-0,8%), menaje (-0,5%), hoteles, cafés y restaurantes (-0,3%) y vestido y calzado (-0,1).

La tasa anual de inflación fue nula en enero en Aragón en medicina, y en los tres grupos de consumo restantes fue positiva, aunque muy moderada. Así, en el último año han subido los precios de bebidas alcohólicas y tabaco un 0,9%, otros bienes y servicios (1,1%) y enseñanza (1,6%).

El peso de los combustibles queda patente al observar el comportamiento de la inflación subyacente, que es aquella que excluye de su cálculo los alimentos no elaborados y los productos energéticos. En Aragón, la inflación subyacente marcó un mínimo del -0,5% el pasado mes de octubre, y desde entonces se ha venido moderando hasta registrar un 0,0% en enero de 2015.

Comentarios