Una exposición que revisa Graus (1885- 2015) abrirá la 9ª temporada de Espacio Pirineos

El próximo mes de marzo, Espacio Pirineos, retomará su actividad, con la novena temporada, que se inaugurará con la exposición “Graus revisitado. Secuencia gráfica del progreso (1885-2015). Podrá visitarse hasta el 30 de mayo e invitará, al espectador, a recorrer Graus, a través de 101 fotografías. La muestra ha sido producida por Espacio Pirineos y ha sido posible gracias al proyecto transfronterizo Patrim II del que forma parte el Ayuntamiento de Graus junto con otros ocho socios más.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

La exposición se sostiene sobre tres pilares: documental, histórico y artístico. En lo documental la muestra configura el catálogo, quizá, definitivo de fotografía histórica de Graus. La investigación realizada y la cooperación de los fondos institucionales y particulares han permitido conseguir una colección de 101 fotografías.

En lo histórico el estudio y la investigación, apoyado, entre otras fuentes, en la relectura de los cronistas del siglo XIX, en la prensa local del momento, o en la documentación municipal han permitido establecer certezas y conclusiones en cuanto al desarrollo social, económico y urbanístico de la localidad.

En lo artístico, por un lado la muestra constituye un estupendo catálogo sobre la primera fotografía etnográfica y urbana, algunos de los más activos socios del Centro Excursionista de Cataluña,  pasaron por Graus con sus máquinas. También lo hicieron varios de entre los más importantes fotógrafos altoaragoneses, como Manuel Arribas, Ricardo Compairé o José Mundet, y además de las postales de Paris, Lacambra, Victoria o Sicilia. La exposición recoge las obras de los locales Vicente Castán, José Aguilar, Andrés Burrel, Gabriel Gállego, Hipólito Sisó o más recientemente Antonio López.

Además, la exposición ofrece la réplica actual de algunas de estas imágenes con la mirada de Esther Naval y Eduardo Lecina, los dos principales fotógrafos grausinos en la actualidad, y que se han encargado de reproducir algunas de esas vistas: mismos encuadres y perspectivas, incluso la misma ausencia de color para reflejar tanto los cambios vividos como las realidades inalteradas.

La idea es que, este verano, pueda ver la luz una publicación que recoja ese centenar de fotos y otras que, por cuestión de espacio, quedan fuera de la exposición, pero que son interesantes para conocer el progreso de la villa.

Comentarios