Una treintena de truficultores conocen las técnicas para conservar, distribuir y comercializar trufa

dph trufa

La Diputación Provincial de Huesca desarrollaba en la localidad de Tolva una jornada dirigida especialmente a truficultores y otros profesionales del sector, para acercarse a las tecnologías para la conservación, envasado y distribución de la trufa, además de conocer los pasos a seguir para comercializarla a través de internet.

Es la segunda edición de este curso, que se celebraba en noviembre en Huesca, y que abría el vicepresidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, que aludía a la importancia que la Diputación otorga en su labor diaria a “ayudar a la actividad económica en el medio rural”, y un ejemplo es el cultivo de la trufa negra. “Estamos dedicados a que se cree y se mantenga el empleo en los pueblos, y para ello buscamos los recursos donde haga falta”, decía Gracia. Este ciclo de de jornadas se desarrolla como parte del proyecto europeo Parnet-tic2, que cuenta con la financiación del Fondo FEDER en el programa de cooperación territorial en el Sudoeste Europeo (SUDOE).

Establecía como uno de los objetivos prioritarios darle mayor impulso a las investigaciones del CIET y a la transferencia y a la transferencia de las mismas al sector, para lo que sin duda, indicaba, será necesaria la colaboración e implicación de la Asociación de truficultores y de todo el sector.

Dentro del proyecto de desarrollo rural vinculado a la truficultura, desde la Diputación se viene insistiendo, desde 2009, en jornadas formativas y de convivencia como esta, vinculadas al cultivo, a la cosecha y al tratamiento postcosecha en todas sus vertientes: a la manipulación, conservación, tranformación, comercialización y venta como al impulso de la trufa en los restaurantes del territorio.

Al igual que en la primera edición en Huesca, el curso se desarrolla con una doble vertiente, la formativa y la práctica, con la presencia de Domingo Blanco, doctor en Veterinaria y profesor de la Universidad de Zaragoza y la consultora Alicia Pac. El primero decía que si algo hay que preservar en la trufa es lo que la diferencia, el aroma. Se decanta por “ampliar su vida útil pero en fresco” y, según los estudios realizados por su equipo, la trufa negra congela a -1º. De manera que para quien quiera dedicarse a la comercialización, Blanco afirmaba que “si soy capaz de recolectar una trufa, inmediatamente adopto la temperatura y la refrigero y la llevo a la empresa o centro y la introduzco en frigoríficos a 1ºC, se va a alargar la vida útil tremendamente”. Blanco recomendaba a los asistentes “en lugar del zurrón, una nevera refrigerada para que no pierda ya calidad in situ.

En el curso en Tolva se contaba, por videoconferencia, con un caso de éxito como soloraf.es desde donde venden tomates cultivados en Almería a toda la península y Baleares.

De esta forma, los participantes en esta jornada podían ver los inicios de una empresa partiendo desde cero, a la logística en los productos de alimentación o los problemas de distribución que se le plantearon y cómo los soluciono.

Esta parte se ha completaba con la charla de la Alicia Pac, de la agencia Marketing Divertido, que resumía cómo abrir una tienda en internet y promocionarla a través de las redes sociales.

Comentarios