Los vecinos de Colungo se emocionan al honrar a su patrona Santa Eulalia

colungo

Cada doce de febrero, los vecinos de Colungo celebran la fiesta pequeña en honor a la Virgen mártir Santa Eulalia. Los actos comenzaban pasadas las 16:00 prendiendo fuego a la gran hoguera que se hace en la plaza, seguido del bandeo de campanas y disparo de cohetes.

A continuación en la iglesia de San Esteban que lucía “esplendorosa” con el nuevo suelo embaldosado, se celebraba la misa en honor a la virgen oficiada por el párroco local D. José María Cabrero a la que asistieron muchos vecinos, junto a las autoridades locales acompañadas por el presidente de la diputación y consejeros comarcales.

Finalizada la eucaristía se bendecían los panecillos y comenzaba la procesión hasta la ermita de Santa Eulalia. En la procesión se lleva a la virgen en la peana muy adornada con flores, además de la cruz procesional. En la procesión participaban numerosos vecinos y visitantes, aún a pesar de que la festividad se celebraba entre semana.

La emoción se palpaba en el ambiente al cantar el himno a Santa Eulalia. Se trata de un canto muy solemne formado por cuatro estrofas y en el que se pide a la virgen que guarde y bendiga a quienes la cantan. Posteriormente terminaba el rosario y a la salida tenía lugar el tradicional reparto de los panecillos bendecidos junto con el jamón a todos los asistentes, acompañado de porrones de buen vino.

El panecillo y el jamón se come al calor de la hoguera junto a toda la gente se disfruta de un gran ambiente de armonía y alegría y allí se está hasta que va anocheciendo y la gente va marchando. Y así finaliza este día muy especial para todos los de Colungo que sirve para honrar a su patrona Santa Eulalia.

Comentarios