Curso de Tai Chi estilo Chen en Monzón a cargo del prestigioso maestro chino Cheng Sheng Yu

El Parque de la Azucarera de Monzón es el lugar donde se celebrará un encuentro sobre Tai Chi de estilo Chen, que impartirá el reputado maestro chino Cheng Sheng Yu, los días 28 de febrero y 1 de marzo. Las inscripciones se pueden realizar llamando al teléfono  639265475 (Daniel Murciano, Monzón). 

El lugar escogido –el Parque de la Azucarera-, es el sitio habitual de la práctica del Tai Chi por numerosos montisonenses, de diversas edades, que lo ejercitan a diario junto al instructor Daniel Murciano, que define el Tai Chi de estilo Chen como “un arte marcial interno”.

Cheng Sheng Yu volverá a visitar Monzón después de su estancia en la ciudad del Cinca en 2009 invitado por el maestro Murciano. En esta ocasión, el curso se centrará en el desarrollo de las ocho fuerzas, Tui Shou, Chipen Kong y Chansi Jing y una parte de la forma corta de Tai Chi Chuan estilo Chen, de la línea Hong Jung Shen. 

El prestigioso gran maestro chino Cheng Sheng Yu, de la décimo novena generación de la familia Chen, fue alumno del maestro Hong Jun Sheng, que a su vez fue discípulo del legendario maestro de la décimo séptima generación Chen Fake. Sus discípulos montisonenses Daniel Murciano y Jose Antonio Hernández son los representantes de la vigésima generación de la línea Hong. 

El maestro Cheng Visita España dos veces al año para impartir clases magistrales y en este caso Monzón es una sus citas escogidas. La presencia del maestro chino en Monzón constituye una buena oportunidad para que los practicantes de Tai Chi en la provincia (Huesca, Barbastro, Monzón o Albelda lo practican entre otras poblaciones) puedan ampliar conocimientos en este estilo, así como para aquellos que deseen iniciarse en este deporte."Esta es una buena oportunidad para profundizar y ver la dimensión marcial de este arte con uno de los mejor e maestros del mundo", explica Murciano.

El Tai Chi Chuan es un arte marcial interno del cual se obtienen beneficios a nivel terapéutico como relajación, coordinación, flexibilidad, equilibrio y paz interior.

En el Alto Aragón cada vez es más habitual ver en parques, polideportivos o gimnasios a  mujeres y hombres de edades diversas que han optado por esta práctica desterrando el erróneo tópico de que es una gimnasia solo para ancianos que quieren mejorar su estado de forman.

Comentarios