Barbastro arranca un amplio proyecto de reposición de viales

La primera fase del plan de asfaltado de viales en la ciudad del Vero se está ejecutando esta semana. En este proyecto se incluyen también la supresión de barreras arquitectónicas y las obras en el parque de la calle El Terrero y la mejora del alumbrado público en Cregenzán.La circulación vial estará cortada durante varios días, y según se vaya desarrollando la previsión de actuaciones afectará a unas zonas u otras de la localidad.

En total, este plan supone una inversión total de 184.000 euros y la actuación en alrededor de 27.000 metros cuadrados de calle. Con estas obras se pretende mejorar sensiblemente el estado de las vías en las que se actúe, obligarán a restringir la circulación durante uno o dos días y a dar paso alternativo. También arrancan las obras en el parque de la calle El Terrero y la mejora del alumbrado público en Cregenzán.

La primera fase del plan de asfaltado de viales arranca con la señalización de las obras y el comienzo del fresado para iniciar la actuación el jueves en la calle Goya, donde se prevé que los trabajos de asfaltado duren un día. Tras esta vía, se ejecutan las obras en el entronque de calle Benasque con calle Enate, San José María Escrivá, avenida Navarra, el entronque de avenida Navarra con Virgen del Plano, Calvario, el entronque de avenida Pirineos con General Ricardos y Corona de Aragón, Luis Buñuel, Pineta, San Juan de la Peña y el acceso a la Piscina municipal al aire libre.

Las obras en cada una de estas calles durarán entre uno y dos días, con la previsión de finalizarlas a mediados del mes de marzo. Durante el tiempo en el que la empresa adjudicataria esté trabajando, la calle afectada se cerrará al tráfico dando paso alternativo debidamente señalizado. La única excepción será la calle General Ricardos, donde se dejará un carril de circulación para evitar cortar esta importante arteria de la ciudad.

La segunda fase del proyecto de asfaltado de viales prevé la actuación en las calles Pedro I, Sancho Ramírez, Camino de la Barca, Fernando El Católico, Juan de Lanuza, Huesca, Berbegal, Estadilla, Miguel Fleta,Santa Bárbara, Juan Ramón Jiménez, Santa Teresa de Jornet y Somontano. Su ejecución se realizará una vez hayan concluido las obras del proyecto de eliminación de barreras arquitectónicas, que comenzará el lunes 23 de febrero y afectará a 35 calles de la ciudad.

Por otro lado, este lunes arrancaban las obras en el parque de la Jarea, ubicado entre las calles Terrero y Monte Perdido, enmarcadas dentro del proyecto de adecuación y reposición de parques públicos que supone una inversión de 227.000 euros y la actuación en una docena de zonas de recreo.

Con una superficie de actuación de 1.375 metros cuadrados, esta obra supone la plantación de césped y la adecuación de toda la zona ajardinada, realizando los trabajos necesarios para el buen mantenimiento y cuidado del arbolado y eliminando las barreras arquitectónicas, además de crear una nueva zona de recreo infantil, en la que se colocarán diferentes elementos de juego para los más pequeños.

Por último, este martes comenzará la reforma de la iluminación de Cregenzán, donde se renovarán los 47 puntos de luz existentes, instalando nuevas luminarias con sistema led, y se colocarán nueve nuevas luminarias en la carretera de acceso desde Barbastro con las que se pretende dotar de una mejor iluminación a la vía que lleva a este núcleo. Estas medidas, cuyo presupuesto es de 47.000 euros, permitirán reducir el gasto de iluminación de Cregenzán en un 60 por ciento.

Además, las actuaciones con motivo de la mejora en la red de riego en el ramal M-2 van a provocar cambios en la circulación vial en el Camino de Figueruelas. Concretamente, va a estar cortado al tráfico en diversos puntos de esta vía a partir de este martes por un periodo aproximado de cuatro días. La alternativa será a través de los caminos de Verguinza y la Barca.   

Comentarios