La alcaldesa defiende su gestión en la defensa del cuartel Sancho Ramírez

Ana Alós ha respondido a la noticia de la carta que recibió el 3 de julio alertando del cierre del cuartel. Asegura que no es nada nuevo puesto que esa posibilidad ya se había planteado con anterioridad y ella ya había solicitado información al respecto al Ministro de Defensa, concretamente, dice, envió la primera carta el 23 de mayo. La alcaldesa de Huesca asegura que solo hay que tirar de hemeroteca para comprobar que ya se había hablado del posible cierre del cuartel Sancho Ramírez antes de esa carta y que nunca se ha ocultado nada a los ciudadanos.

Alós explica que las informaciones sobre ese riesgo ya existían el pasado año y que, ante ellas, había solicitado información al Ministerio de Defensa. Otra cosa, dice, es que la decisión final se diera a conocer en el Senado, ante una pregunta del grupo socialista, y lamenta que el Ministro no se lo comunicara oficialmente ni al consistorio ni al Gobierno de Aragón, cuando ese había sido su compromiso. Unas formas que no han sentado nada bien a la alcaldesa, que insiste en asegurar que el Ministerio no va a sacar rentabilidad económica de esos terrenos.

Mientras tanto siguen trabajando para tratar de evitar ese cierre, asegura. Desde el Ayuntamiento están elaborando un informe, que enviarán a la Presidencia del Gobierno, y que recoge todas las afecciones que supondría para Huesca la desaparición del acuartelamiento. Reconoce que es un proceso largo pero no se da por vencida. Aunque no ha dado los datos concretos, asegura que el ahorro que supondría para el Ministerio el cierre del Sancho Ramírez no justifica la decisión.

Alós agradece y valora el apoyo ciudadano, encabezado por la Plataforma de afectados por el cierre del cuartel, ya que cree que la presión ciudadana es fundamental en esta cuestión. También reitera el apoyo del Gobierno de Aragón en este sentido y asegura que van a hacer todo lo posible para que el Ministerio de marcha atrás.

Comentarios