La lista de espera quirúrgica baja un 26% en Huesca

Transplantes operación quirófano

La lista de espera quirúrgica ha bajado en dos meses un 26% en Huesca. A fecha 31 de enero en Aragón ha disminuido en 1.232 pacientes en comparación con los datos de noviembre del año pasado, lo que supone que los pacientes que están esperando una cirugía programada no urgente ha disminuido un 36,6% en dos meses. Es la información aportada por el Departamento de Sanidad, que vuelve a hacer públicos unos datos que no se actualizaban desde el mes de noviembre.

Esta disminución se refleja en todas las especialidades. Destaca, por ser de las más significativas e importantes, Traumatología que tiene 730 pacientes menos, lo que supone un 39% de disminución. Oftalmología ha disminuido un 59,3% y tiene 146 pacientes menos; Angiología y Cirugía Vascular tiene 217 pacientes menos que en noviembre (35,2% menos) y Cirugía General presenta una disminución del 34,4% y 95 pacientes menos. El resto de especialidades presenta los siguientes porcentajes de disminución: Cirugía Pediátrica, 41%; Cirugía Plástica, 27,5%; Otorrinolaringología el 10% y Urología el 92%.

Bajan las listas de espera en las tres provincias

Todas las provincias han vuelto a disminuir la demora con relación a los últimos datos publicados a 30 de noviembre de 2014. Concretamente Huesca ha bajado un 26%, Teruel un 27% y Zaragoza un 12%.

Anteriormente la lista de espera, de junio a noviembre, en Huesca se vio reducida en un 41,6%, en Teruel un 35,38 % y en en Zaragoza un 32,2%.

Por centros en los dos últimos meses:

En Huesca, el Hospital San Jorge de la capital oscense ha reducido en estos dos últimos meses un 38,3% su lista de espera y en el Hospital de Barbastro un 14,4%. En la provincia de Teruel, el Hospital Obispo Polanco de la capital ha reducido un 13% su lista de espera y el Hospital de Alcañiz ha experimentado un 32,3% de bajada. En Zaragoza, el Hospital Universitario Miguel Servet ha reducido un 14,1% su lista de espera, el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa un 2%, el Hospital Nuestra Señora de Gracia un 65,8% de descenso, el Hospital Royo Villanova una disminución del 29,9% y el Hospital Ernest Lluch de Calatayud ha sufrido un descenso de su lista de espera de un 51,8%.

Las salidas superan las entradas con recursos propios

Otro de los aspectos positivos es que se mantiene el control, con recursos propios, de las entradas (necesidades y solicitud de operaciones) con las salidas (operaciones que se pueden hacer con los recursos disponibles para realizarlas). Eso significa que se está operando más de lo que se solicita por lo que se está operando a las necesidades del momento más los pacientes que están en lista de espera.

Según el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván “Se está cambiando paulatinamente la línea de listas de espera utilizando recursos sanitarios públicos y no como en otras legislaturas. El plan está resultando efectivo y dando los resultados previstos apostando por un lado en aumentar la eficiencia en jornada ordinaria y por otro en aumentar la eficiencia en jornada de tarde, reorganizando el funcionamiento de algunos servicios y contratando personal sanitario y no sanitario. Sigue habiendo aragoneses en lista de espera por lo que se debe seguir trabajando en que el plan puesto en marcha siga dando sus frutos”.

Comentarios