La evolución de las Residencias de mayores, en los últimos 20 años, en el aniversario de Residencia Avenida

La Residencia Avenida cerraba los actos de celebración de su XX aniversario, y lo hacía con una mesa redonda, que tenía lugar en el Centro Cultural de Ibercaja, titulada “La residencia como recurso sociosanitario: opciones, servicios y evolución”. Participaron el director de la residencia, Santiago Cosculluela, el médico geriatra José Galindo, la médico de familia Pilar Cajaraville, la trabajadora social Itziar Carrero, y la enfermera de la Residencia, Janina Figuerola. En ella se habló de la evolución de la atención a los mayores en estos últimos 20 años, de los pasos que siguen las familias y qué tienen en cuenta a la hora de buscar una residencia, de lo necesarias que son hoy en día, ventajas que tiene una residencia en la salud de los mayores, constatando que hay menos ingresos hospitalarios y una mejor atención, así como los beneficios para las familias.

La mayor esperanza de vida, que también conlleva un aumento de las demencias y la dependencia, ha llevado a transformar la mayoría de las plazas de las residencias, adaptándolas para usuarios dependientes. El debate estuvo moderado por Nuria Garcés, periodista de Radio Huesca y Huesca TV.

Durante la mesa redonda se puso de manifiesto la importancia de ofrecer estos servicios a la ciudadanía. Algo más de un 4% de los mayores vive en una residencia, pero cada vez son más necesarias. Las familias pueden tener la convicción de que sus mayores están bien atendidos, alimentados y medicados. Las residencias, además, han ido ampliando sus servicios para los ancianos, y les ofrecen atención terapéutica, fisioterapia, o actividad social.

El geriatra José Galindo, jefe del servicio de geriatría del Hospital Provincial, recordó que los mayores de ahora son muy diferentes de los de hace 20 o 30 años. Ahora son los padres del baby boom. Tienen una mayor esperanza de vida, mayor nivel cultural y social, mejores ingresos y por tanto, también son capaces de exigir una mejor atención.

La clausura de las Jornadas estuvo presidida por Cristina Gavín, directora gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), que dio la enhorabuena a los organizadores de las jornadas por su excelente labor en el cuidado de los mayores. Gavín explicó que se firmará un acuerdo marco por primera vez para contar con plazas públicas concertadas del Gobierno de Aragón en algunas residencias privadas como Residencia Avenida. También destacó que les gustó el “sistema de huella digital” de Residencia Avenida, para implantarlo en residencias públicas. Por último, explicó al público, que llenó la sala del Centro Cultural Ibercaja, que “se está realizando un proyecto piloto en Zaragoza y Teruel para contar con plazas sociosanitarias en residencias, para tener disponibles cuando se da el alta en un hospital pero el enfermo geriátrico necesita más tiempo para terminar de curarse, durante un plazo de dos meses”.

Residencia Avenida aprovechó el acto para homenajear a cuatro trabajadoras de la residencia, por su labor durante los últimos veinte años: Flor Baile, gobernanta; Pilar Castillo, gerocultora; Asunción Blasco, del servicio de limpieza e Isabel Aragón, del servicio de cocina.

Comentarios