La mala suerte y el viento se unen contra BolskanDisc Huesca en la Liga Norte

Jornada de la liga norte aciaga la disputada el pasado sábado en las playas de Plentzia (Vizcaya), donde se dilucidaron los equipos participantes en la jornada final en Madrid donde se unirán los ganadores del resto de zonas de España, y donde no estará BolskanDisc Huesca, debido a la mala suerte en el sorteo de campos de antes de cada partido y al excesivo viento existente durante toda la jornada, que hacía imposible lograr puntos contra viento, dado que se lograron unos 10 entre todos los equipos a lo largo de la jornada. Quinto puesto al final, de ocho participantes, para los oscenses.

Empezó la jornada contra EuskaDisc, equipo debutante del sur de Francia, y tras ganar el sorteo, ningún equipo lograba un equipo contra viento, a pesar de estar cerca de ello los oscenses en 3 ocasiones, acabando con un resultado de 3-2 a favor. Para el segundo choque contra Corocotta de Santander y posterior campeón del torneo, se perdió el sorteo de campos inicial, y en un partido donde aparecía también la lluvia ningún equipo lograba marcar contra viento y los santanderinos se llevaban el partido por 3-4. Como tercer partido del grupo Cidbee de Burgos, y la misma tónica, aunque esta vez con un par de ocasiones de marcar con el viento en contra, pero el sorteo nuevamente daba la victoria por 1 a los burgaleses por 4-5. Aun quedaba una opción, dado que el haber ganado un partido nos enfrentaba contra el segundo del otro grupo, FenDisc de Santander, pero nuevamente ocurría la misma tónica, sorteo inicial perdido y derrota por 5-6, aunque el equipo movió el disco con mucha calma contra viento y en un ataque un pase caía de las manos del receptor en la zona “imposible” lo que hubiera dado la victoria a los oscenses. Para acabar y ya con todo visto para sentencia dado que el equipo ya no tenía la clasificación para Madrid, nos enfrentábamos a Diskolaris de Bilbao, y esta vez se conseguía ganar el sorteo y además lograr el objetivo de marcar un punto con el viento adverso para lograr un resultado de 5-2 en el único partido donde hubiera sido indiferente el sorteo inicial.

Con todo ello los verdes acababan quintos de los ocho equipos participantes, pero con la buena sensación de que junto a los campeones del torneo, los oscenses fueron el único equipo en no recibir ningún punto contra viento, algo que de haber tenido una mejor suerte en los sorteos iniciales, que es como lanzar una moneda al aire, el resultado final hubiera sido sin duda diferente y mejor. Una experiencia más haber jugado con esta climatología tan adversa y el equipo continuará preparando en los entrenamientos el torneo internacional de “la abuela” que se celebra en Madrid a mediados de abril.

Comentarios