Luz verde a la concentración parcelaria de 2.300 hectáreas en Grañén

Una parte importante de los agricultores de Grañén quieren reordenar la propiedad de las tierras de cultivo en este término municipal monegrino a través de su concentración parcelaria. Solicitud que este martes se veía refrendada por el Consejo de Gobierno, tras dar luz verde a este proceso, que abarcará 2.317 hectáreas, dentro del Sector VI de la Zona del Canal del Flúmen, repartidas entre 1.359 parcelas de 313 propietarios.

 

El respaldo a la solicitud de concentración se formalizaba a través de un Decreto por el que se señala la utilidad pública y urgente ejecución de esta concentración parcelaria.

 

En un informe previo realizado por el Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Huesca se pone de manifiesto que la mayoría de los agricultores están de acuerdo en iniciar el proyecto que culminará, a través de la Comunidad de Regantes Grañén-Flúmen, con la modernización integral del regadío -cambio de riego a presión- de forma paralela a la propia concentración. Proyecto para el que ya han presentado la solicitud de ayuda que atiende la línea de subvenciones para las obras de mejora y modernización de infraestructuras y regadíos en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Aragón.

 

En la zona a concentrar no se localiza ningún espacio de la Red Natura 2000 ni tampoco montes de utilidad pública.

 

Las concentraciones parcelarias son una de las líneas prioritarias del Departamento “porque suponen un avance en la rentabilidad, modernización y competitividad de las explotaciones agrícolas. La disminución de los tiempos a la hora de desplazarse, la eliminación de parcelas que resultan económicamente inviables o la creación de una red de caminos, accesos y desagües son las principales ventajas. Un menor gasto que supone, lógicamente, una mayor rentabilidad en las explotaciones”. 

Comentarios