Desconfianza en que los convenios de comedores escolares cubran todos los gastos que antes asumía DGA

Movilización padres Siétamo Huesca

Padres, madres, niños y niñas de Siétamo, y de otras zonas rurales, se concentraban este sábado en la Plaza Navarra de Huesca, en defensa de los comedores de los colegios rurales en particular, y en general apoyando la vida en los pueblos, donde han elegido vivir, y reclaman tener los mismos servicios y posibilidades que en una gran ciudad.

En noviembre se suspendían los convenios de la DGA con los comedores rurales. Los padres pagan una parte, lo que falta por pagar lo asumían la DGA, el 60% de esa cantidad, y el 40% los ayuntamientos. Este déficit entre lo que pagan los padres y el coste total suele ser de entre 4.000 y 5.000 euros según el comedor. Con la suspensión del convenio desaparecía el 60% que aporta la DGA, y eso lo tendrían que asumir también los ayuntamientos.

La consejera Serrat anunciaba este viernes que con algunos ayuntamientos se firmarán convenios para el curso que viene. Las zonas rurales desconfían, por una parte porque ya han tenido promesas que no se han concretado, y por otro porque estos convenios podrían ser sólo para niños transportados. Por ejemplo en Siétamo si la ayuda era de 4.000 euros, y ahora sólo se recibiría por niño transportado, y sólo hay uno, ésta sería de 600 euros, por lo que el problema seguiría estando, y el ayuntamiento seguiría asumiendo un coste que no le corresponde.

Otro ejemplo de discriminación que ponen es el del número de usuarios del comedor escolar. Más de 50 se considera una comedor legal, y con menos de 50 usuarios, como es el caso de muchos pueblos de la provincia, les han llamado comedores ilegales, sociales…en sentido peyorativo. Piden una discriminación positiva en las zonas rurales, y que no les pongan trabas al modo de vida que han elegido, con los mismos derechos que el resto de los ciuddanos.

Comentarios