Con Yesa recrecido y Biscarrués la riada hubiera sido la misma, el problema es que se ocupan espacios inundables

Embalse Yesa

El biólogo jaqués, José Luis Benito, denuncia que, al hilo de la riada del Ebro, se está confundiendo a la opinión pública. Asegura que si Yesa estuviera recrecido y Biscarrués en funcionamiento la riada hubiera sido la misma, porque el caudal ha venido de Navarra, no de Huesca. Además denuncia que el problema es que se han ocupado terrenos que son del río, que son inundables, a lo que hay que añadir que la Confederación Hidrográfica del Ebro ha hecho una mala gestión del cauce, ya que no ha podido utilizar los pantanos de Navarra para parar la avenida por estar llenos por la presión interesada de hidroeléctricas y regantes.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Por tanto, para Benito hay un responsable de lo ocurrido, la CHE que, plegándose a los intereses de las hidroeléctricas y de los regantes, tiene los pantanos llenos, sin capacidad de laminar una avenida cono la que ha llegado de Navarra. Y eso que uno de los argumentos de construir un pantano es que ejerce un efecto de control del cauce en caso de emergencia.

Pero Benito llega más allá, y recuerda que en Zaragoza se han ocupado espacios que son propios del río. Ranillas, dice, es un meandro, y allí Zaragoza se empeñó en hacer la Expo, con las consecuencias que ahora se están viviendo. No hace falta ser ingeniero, dice, para saber que un meandro es la parte de un río más susceptible de ser inundada.

También este biólogo recuerda que con los pantanos y los riegos, ahora el Ebro lleva un tercio menos de caudal, por lo que el cauce cada vez tiene menos poder de arrastre, de ahí que año a año se van acumulando gravas y lodos en el mismo.

Pero el colmo, para José Luis Benito, es cuando desde algunos territorios y desde el propio Ministerio de Medio Ambiente se relaciona la riada con el trasvase.

Comentarios