CHA denuncia el excesivo coste de algunos elementos de la peatonalización

Obras Coso Alto Huesca

El grupo municipal de Chunta Aragonesista denuncia que los dos grandes bloques de piedra que se han instalado en el Coso, cuya utilidad al parecer es dirigir el tráfico rodado que acceda desde la Calle Moya al Coso, suponen un excesivo coste para la obra.

Desde Chunta Aragonesista indican que han mostrado su opinión favorable al proceso de peatonalización, pero expresando dudas acerca del ritmo y de la forma en la que se está llevando a cabo; estos gastos, que indican son "superfluos e injustificados" suponen un punto negativo en el proceso de peatonalización que esperan que se corrija.

David Félez, coordinador de CHA en el Ayuntamiento de Huesca, considera que se: “han creado dos hitos nuevos en el Coso totalmente artificiales con un costo excesivo que se podía haber predestinado para la recuperación y puesta en valor de algunos restos arqueológicos hallados en la misma intervención y que habría supuesto la incorporación al Coso de unos hitos auténticos que habrían supuesto un valor añadido a nuestro Coso, un referente y un atractivo turístico. Es evidente que ningún visitante se va a acercar a nuestra ciudad para ver los dos prismas del Coso, salvo como ejemplo del despilfarro”

El concejal, Francho Nagore, explica que “los expedientes se presentan a la oposición sin tiempo para analizarlos a fondo y al parecer sin que nadie del equipo de gobierno lo haya hecho tampoco. Solamente así se explica que en la intersección de la Calle Moya con el Coso se hayan instalado dos prismas de granito de considerables dimensiones, aproximadamente 2 m x 2 m, de dudosa utilidad, y así mismo se haya previsto la instalación de 11 luminarias que cuestan casi 60.000 €, consideramos un auténtico despilfarro que el ayuntamiento se gaste más de 5.400 € por farola, y 8.000 € en unos bloques de granito en la renovación de una calle cuando hay infinitas prioridades en la ciudad donde invertir esos casi 70.000 € y muchas opciones para iluminar y decorar convenientemente la calle sin generar un gasto de estas dimensiones. Ya en la primera fase de la peatonalización se gastaron casi 40.000 € en los elementos para iluminar el arbolado instalados en el primer tramo del Coso Bajo, un capricho de diseño demasiado caro” concluye Nagore.

Comentarios