Ruspira aspira a la alcaldía de Huesca apostando por colocar a la ciudad “en el lugar que se merece”

Huesca es la segunda ciudad de Aragón y, sin embargo, no ha sabido aprovechar los años de bonanza para posicionarse como tal. Esta es la máxima del candidato del PAR a la alcaldía de Huesca, Antonio Ruspira, que este jueves presentaba su candidatura a la espera de concretar la lista que le acompañará en las próximas elecciones a lo largo de este mes de marzo.

Ruspira aseguraba que su apuesta personal es potenciar la ciudad de Huesca y que para ello va a aportar determinación, entrega, trabajo, ilusión y ambición. Cree que estas elecciones deben suponer un punto de inflexión para la ciudad que tiene que tener un proyecto más ambicioso para crecer económica y socialmente. Dice que hay que exigir ante el resto de instituciones que Huesca cobre el protagonismo que se merece.

El candidato del PAR se compromete a presentar un programa claro, ambicioso y concreto que llegue a la sociedad. Sus líneas fundamentales van a ser la participación, la colaboración y coordinación, el diálogo permanente y el consenso.

Ruspira asegura que le gusta ser político pero reconoce que hay que devolverle el valor a la política y no olvidar que su objetivo principal es trabajar por el interés general.

Dice que estamos ante unas elecciones difíciles de evaluar ya que se abre un nuevo mapa político y que eso va a obligar a un mayor acuerdo entre los partidos.

Respecto a su acuerdo de gobernabilidad con el PP, explica que hay puntos que se han hecho muy bien y que hay que seguir potenciando, como son la mejora urbana, la mejora de la calidad de vida y la racionalización del gasto municipal. Sin embargo, haciendo auto crítica, asegura que en otros se ha fallado y ahí es donde hay que incidir, serían los referentes a la dinamización económica y generación de empleo y a la potenciación de la ciudad.

Comentarios