Llegan a Canelles dos perros de búsqueda de cadáveres sumergidos

perros búsqueda Canelles

Al dispositivo de búsqueda y rescate, formado por efectivos del Grupo de Actividades Subacuáticas que, desde hace dos semanas, rastrean las aguas del embalse de Canelles tratando de dar con el cuerpo del cazador desaparecido se sumaban, este viernes, dos guías caninos del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, procedentes de Madrid, especialistas en la búsqueda de cadáveres sumergidos.

Audio sin título
Audio sin título

José Luis Sedeño, guía canino y cabo primero del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, explicaba a Radio Huesca Digital, que, se les suele activar cuando ya han pasado varios días, tres o cuatro, de búsqueda sin resultados, y cuando el cuerpo ya ha comenzado a descomponerse y los perros pueden detectar el olor.

Con la presencia de este servicio se busca acotar la zona de actuación de los buceadores.

El equipo lo forman, Klauss, un pastor belga malinois, y Nikol, un pastor alemán, con sus respectivos guías, y su trabajo se desarrolla, no dentro del agua, sino desde una embarcación. Para dar positivo, explicaba Serdeño, como mínimo, tienen que marcar los dos perros en la misma zona y durante dos días.

Los guías y los perros de esta especialidad entrenan durante todo el año, por las dificultades que entraña, poder señalar la zona más probable donde puede estar un cuerpo, bajo el agua.

Se entrena con carne de cerdo, tratando de buscar el olor más parecido al del humano en descomposición, y el premio, en este caso, para los perros, no es el juego, sino comida.

Esta especialidad surgió hace tres años, y, desde entonces Klauss y Nikol, ya han realizado servicios bastante relevantes en los que han encontrado a las personas desaparecidas.

En breve, este servicio de perros especializados en la detección de cadáveres bajo el agua, ampliará sus miembros con otros dos perros que ya han comenzado su adiestramiento para poder estar operativos lo antes posible.

Comentarios