El Servicio de Emergencias de Jaca pide un Plan de intervención municipal

El personal del Servicio de Emergencias de Jaca pide que el Ayuntamiento cuente con “un Plan de Emergencias en sintonía con el de la Comarca” para garantizar la seguridad y que se establezcan criterios para mejorar en materia de prevención. En el propio Consistorio, también preocupa el envejecimiento de la plantilla y las dificultades administrativas para reponer las bajas. Además, subrayan la necesidad de contar con un parque propio para albergar toda su maquinaria y mejorar todavía más la efectividad de este servicio, que en 2014 realizó 233 intervenciones.

En cuanto a la petición de establecer un Plan de Emergencias y criterios de prevención, sus trabajadores recuerdan casos como del campamento infantil en Siresa en el que, el pasado año, el viento se llevó la carpa bajo la que dormían más de 100 niños donde contaron con “el factor suerte” como aliado, dicen, porque no se había realizado ningún tipo de supervisión de la infraestructura.

También preocupa el envejecimiento de la plantilla de este Servicio de Emergencias. El 60% tienen entre 45 y 50 años, por lo que se encuentran cerca de cumplir la edad máxima para formar parte de este equipo, establecida en 55 años. Enrique de Funes, concejal de Urbanismo, Obras y Servicios, comparte esta preocupación y explica que la actual legislación dificulta la incorporación de nuevos trabajadores para reponer las bajas y asegura que “no puede haber menos personal por eficacia y seguridad para el equipo”. En la actualidad hay 10 trabajadores fijos y 3 auxiliares, que se dividen en equipos de trabajo de cinco personas.

Funes recuerda que durante este último año se incorporó un nuevo vehículo, una bomba forestal para incendios fuera de la ciudad de Jaca, y subraya la necesidad de contar con “un parque propio” para este servicio en el que pueda almacenarse toda la maquinaria. Desde el propio servicio de bomberos añaden que sería conveniente realizar guardias presenciales y no solo estar localizables, porque repercutiría en la rapidez de la llegada y prestación de los servicios. Además, hacen un llamamiento al futuro equipo de gobierno porque, aseguran, “este servicio hay que potenciarlo” y recuerdan que no solo mantienen la seguridad en Jaca, sino en toda la Jacetania.

Durante 2014, este servicio realizó 233 intervenciones, una cifra similar a la de años anteriores. Las más numerosas fueron las reparaciones urgentes en la red de agua potable (72) y en eléctricas y alumbrado público (47). Asistieron además un total de 30 incendios, 11 inundaciones y achiques de agua, 10 caídas de árboles, 3 accidentes de tráfico en los que fue necesaria la maquinaria de excarcelación y un problema relacionado con el alcantarillado. Para atender a los pueblos que se quedan sin agua cuentan con un convenio de colaboración con la Comarca que, en 2014, realizó 102 viajes con 1.190.000 litros de agua.

Comentarios