La orden 11/2014

.-Jose Luis Rodrigo.-

La Institución más valorada por los ciudadanos en la provincia de Huesca, va a quedar contra las cuerdas. Una orden de 64 artículos es el motivo. Digo "contra las cuerdas" en caso de que las plantillas se mantengan como ahora: escasas.

El 30 de diciembre de 2014 salía publicado en el Boletín Oficial de la Guardia Civil, la llamada Orden General nº 11/2014, dada en Madrid a 23 de diciembre, que determina el régimen de prestación de los servicios y la jornada y horario del personal de la Guardia Civil.

Esta Orden General, que no tiene desperdicio en ninguno de sus artículos, presupone una pérdida de servicio efectivo hacia la ciudadanía del 15 al 20 por ciento, del que se viene prestando en la actualidad. (Y no voy a entrar en el articulo que hace referencia a la incorporación de los guardias de rescate al servicio 3.6.i)

Una simple Orden General puede acabar con la imagen de una Institución que lleva años siendo la mejor considerada y valorada por la sociedad española

La Guardia Civil lleva perdiendo personal en sus filas, por falta de convocatorias públicas, durante casi 6 años. Pérdida que se ha visto mayormente incrementada en aquellas unidades, especialidades y puestos donde la superioridad ha querido, pese a los informes de necesidades de los Jefes respectivos. Con esto se deja la verdadera identidad y razón de su creación y naturaleza de servicio, en el mayor y más absoluto de los abandonos, incumpliendo y siendo contraria esta Orden incluso a preceptos de Leyes de rango superior.

Las Unidades de la Guardia Civil que cualquier ciudadano tiene a su mano, son pequeñas, están muy dispersas, tienen escasos medios, pero cuando se las llama están a nuestro lado.

Aquí forman parte de nuestra identidad

Comentarios