Cambiar Huesca apuesta por una economía local, social y sostenible para la creación de empleo

Cambiar Huesca empieza a dar a conocer sus prioridades de cara a las elecciones de mayo. El empleo es una de las principales preocupaciones para la formación, que pretende la creación de puestos de trabajo dignos a través de la ruptura con el modelo actual, centrado en básicamente en el sector servicios. La promoción del consumo local, el comercio justo, una huerta local ecológica y un mercado agroecológico, la recuperación del mercado de abastos, microcréditos para autónomos o banca ética son algunas de sus propuestas.

Cambiar Huesca basa su modelo en la economía local y la sostenibilidad, que en palabras de su número uno, Pilar Novales, son más resistentes a las épocas de crisis. Economía local frente a liberalización de algunos sectores económicos y frente a la expansión urbanística como salida a la crisis.

La formación puesta por una economía social y solidaria, que busca un impacto positivo en la sociedad. Para ello, una de los pilares es la producción ecológica y de proximidad, con un mercado agroecológico con periodicidad suficiente para que sea una vía de comercialización útil, la recuperación del mercado de abastos y ferias tradicionales, así como la creación de jornadas de divulgación entre comerciantes, productores y consumidores.

En cuanto a economía social, Cambiar Huesca busca potenciar las propuestas que la favorezcan, con principios éticos como “la primacía de las personas sobre el capital”, la instalación de una red de economía alternativa y solidaria, creación de un servicio municipal de acompañamiento a los autónomos, convenios con asesorías especializadas y vinculación con la banca ética, microcréditos municipales con ventajas fiscales para autónomos, ayudas al fomento del empleo.

El objetivo, en este sentido, es visibilizar al colectivo autónomo, uno de los sustentos de la economía social y “porque muchos han encontrado en ello una salida a su situación económica y de paro”. El apoyo a sectores como peluquerías, librerías o a los oficios tradicionales son solo algunas de sus propuestas. Porque, aseguran, hay “micro-mata-autónomos”, como exceso de cargas burocráticas, falta de visibilización de los comercios que están fuera del centro, elevada tasa de basuras en función de la zona donde se instala el comercio…

Estas propuestas, recuerdan desde Cambiar Huesca, siguen abiertas al debate, a la aportación de nuevas ideas.

Comentarios