La organización del encuentro de parapente y paramotor de Secastilla lo califica de éxito

parapente paramotor

Este fin de semana se celebraba una nueva edición de la concentración de parapente y paramotor de Secastilla promovida por el ayuntamiento de Secastilla, organizada por el Club de Vuelo Huesca, y amparada por la Federación Aragonesa de Deportes Aéreos, con la colaboración del Gobierno de Aragón, Comarca de la Ribagorza y otras entidades privadas.  Globalmente, desde la organización, se califica como un éxito, tanto por las condiciones meteorológicas como por la asistencia con 150 participantes, aunque, no todos se inscribieron en las actividades.

Hubo participación de La Rioja, Navarra, Pais Vasco, Madrid, Baleares, Valencia, Cataluña, Francia, Bélgica y Reino Unido, y también pilotos de Aragón.

Se cumplió el programa previsto en paramotor, volando por todo el valle del Cinca desde Barbastro a Ainsa , los pantanos de El Grado y Mediano y los alrededores de Graus, Barasona y congosto de Olvena.

Tras la comida en El Grado, se visitó el santuario de Torreciudad, volviendo a volar por la zona hasta la puesta de sol.

El domingo, se visitó el aeródromo de Coscojuela de Sobrarbe y se voló en los alrededores del pantano de Mediano, por lo tanto, se sobrevolaron las comarcas de Ribagorza, Sobrarbe y Somontano.

Desde la organización, indicaban que la actividad de vuelo a libre, fue muy conflictiva, debido a las variaciones metereológicas  que hubo a lo largo de los dos días con fuertes condiciones para volar y muchos pilotos no inscritos, y aunque se aconsejó parar la actividad o tener prudencia, los pilotos no hicieron mucho caso de tal advertencia y se originaron varios accidentes con intervención de la Cruz Roja, Protección Civil y helicóptero de emergencia. Un accidente tuvo lugar el sábado en el despegue y los demás, el domingo en el aterrizaje, donde era complicado parar con garantías, por la orografía y viento fuerte.

La actividad de vuelos de bautismo estuvo muy animada y se realizaron abundantes vuelos por profesionales, sin ningún percance. Hubo también exhibición de pilotos acrobáticos que asombraron con sus vuelos a todos los presentes.

La cena de fraternidad de los pilotos de libre y motor, se celebró como estaba previsto en el salón del Ayuntamiento de Secastilla, entidad promotora del evento, con abundantes productos de la tierra tanto en el menú como en el sorteo de regalos posterior. Los pilotos y sus acompañantes compartieron después una sesión de karaoke y discomóvil con los vecinos de Secastilla.

Desde la organización se desea la pronta recuperación de los pilotos accidentados, y que estén el próximo año.

Comentarios