El CIT propone a María Josefa Yzuel como próxima Hija Predilecta de Jaca

El Centro de Iniciativa y Turismo (CIT) propone a la ilustre jacetana María Josefa Yzuel Giménez como Hija Predilecta de la ciudad de Jaca. Desde este colectivo recuerdan que Yzuel fue la primera mujer en ocupar una cátedra de Óptica en la Universidad española y subrayan que “ha paseado el nombre de la ciudad por todos los foros científicos en los que ha participado durante sus cincuenta años de brillante carrera universitaria, científica e investigadora”.

A juicio del CIT, no hay “otra persona que se ajuste mejor a los requisitos que debe cumplir un hijo predilecto para representar con satisfacción a su pueblo”. María Josefa Yzuel, nacida en Jaca en 1940, es catedrática de Ciencias Físicas y destacada miembro de la comunidad científica y universitaria internacional. Forma parte de las principales sociedades españolas e internacionales de ámbito científico. Se encuentra, además, entre los primeros expertos científicos e investigadores del mundo en la rama de la óptica, y participa en convenciones académicas, ofrece conferencias y da lecciones sobre óptica y física en congresos, cumbres y encuentros internacionales.

Yzuel ha recibido varios reconocimientos sociales y públicos. Entre otros cargos, fue elegida presidenta de la Sociedad Internacional de Óptica y es la presidenta del Comité español para la celebración del Año Internacional de la Luz; es también vicepresidenta de la Comisión Internacional de Ópticos. Su trabajo docente e investigador han sido merecedores de distinciones como la Encomienda de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio en 2013, el Premio La Sabina de Oro, el doctorado honoris causa por la Universidad de Elche o la Medalla de Física 2014, concedida por la Real Sociedad Española de Física. La catedrática jacetana es académica numeraria de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona y académica correspondiente de las Academias de Ciencias de Granada y Zaragoza.

El CIT destaca, además, que María Josefa Yzuel mantiene estrechos lazos con Jaca, donde pasa varias temporadas a lo largo del año, cada vez que sus obligaciones sociales y profesionales se lo permiten. En la ciudad altoaragonesa mantiene relaciones familiares y grandes amistades y continúa recorriendo sus calles habitualmente, como cuando era niña.

Comentarios