Del 16 de marzo al 15 de octubre, época de peligro de incendios forestales

incendio Salas

El lunes 16 de marzo se da por abierta la época de peligro de incendios forestales que se prolongará hasta el 15 de octubre. Durante este período queda prohibido el uso de fuegos en terrenos al aire libre, salvo las excepciones, arrojar materiales en ignición (colillas, fósforos o brasas), arrojar fuera de los contenedores o vertederos residuos que puedan facilitar o provocar combustión, utilizar cartuchos de caza, o disparar y prender cohetes. En cuanto a quemas agrícolas y forestales requerirán autorización o notificación previa en función del tipo de vegetales a quemar, su continuidad y la época de ejecución de las mismas.

Audio sin título

En estos momentos, el operativo contra incendios tiene activadas ya, realizando labores forestales,  15 cuadrillas terrestres, 7 aerotransportadas y 20 autobombas en las comarcas de las tres provincias aragonesas.

Los cambios más sustanciales de la Orden de este año son los siguientes hacen referencia a la publicación de un nuevo anexo normalizado para solicitar el uso del fuego para actividades culturales y recreativas, fundamentalmente romerías y usos similares, nueva redacción y recordatorio de los índices de uso del fuego y prealerta por incendios forestales, que poco a poco se van consolidando como herramientas imprescindibles para el ciudadano en la prevención de incendios y planificación de actuaciones y usos en el medio natural. 

También regulación detallada de los horarios hábiles para hacer uso del fuego, descripción detallada de las condiciones que deben reunir las infraestructuras   "especialmente   habilitadas   para   el uso   del fuego" (barbacoas y similares), que hasta el momento no se detallaban y que ahora quedan especificadas.

Este año, se ha puesto en marcha además, desde la Dirección de Gestión Forestal, en colaboración con las organizaciones profesionales agrarias, una campaña para evitar incendios a través de las quemas y prácticas agrícolas y en periodo de cosechas.

Roque Vicente, director general de Gestión Forestal, indicaba que en Aragón, las quemas agrícolas suponen el origen de un 27% de los incendios forestales.

Explicaba Vicente que, el mundo agrícola es cada vez más profesional, y la maquinaria mucho mejor preparada y mantenida al tiempo que también ha crecido, en este sentido, la sensibilidad de los agricultores.

Hay que recordar que la Dirección General de Gestión Forestal tiene en marcha el denominado índice del uso del fuego, que diariamente difunde las predicciones para efectuar quemas en el campo y de esta forma conocer la idoneidad de las condiciones meteorológicas para la realización de estos trabajos.

Comentarios