Acaba una temporada de trufa casi de 10

Este fin de semana se daba por terminada la temporada de trufa y también cerraba sus puertas el Mercado de la Trufa Fresca de Graus que, desde diciembre, ha abierto sus puertas cada sábado, para dar a conocer, al pequeño consumidor la tuber melanosporum con la posibilidad de adquirir y degustar con las tapas que han elaborado distintos restaurantes de Ribagorza, Sobrarbe y Somontano. El Mercado se despedía con un maridaje de longaniza y trufa, merced a la colaboración con la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus. Era el restaurante Arp de Benabarre el encargado de elaborar las 6 tapas distintas (5 tapas y 1 postre) que se podían degustar.

Audio sin título
Audio sin título

El presidente de la Asociación de Cultivadores y Recolectores de Aragón, José Vicente Girón, le ponía a la temporada casi un 10, por la lluvia estival, que ha permitido recuperar truferas silvestres y tener una buena cosecha en plantaciones. Lo de esta temporada, decía, va a ser difícil que se repita.

Al final de temporada se ha llegado con trufa, tanto silvestre como plantación, de excelente calidad y calibrado. El precio máximo al detalle ha sido 600 euros/kilo y en lotes entre 500-550 euros/kilo aunque, en la última semana subía 150 euros por la demanda que todavía existe.

Por lo que respecta al Mercado de la Trufa también se han cumplido expectativas con presencia de vecinos y visitantes procedentes de Francia, Cataluña, Valencia o incluso Andalucía que han visitado Graus para adquirir trufa. Girón indicaba que durante muchos Graus y la Ribagorza ocuparon el primer lugar en el mundo de la truficultura, y que darle nombre a la tuber melanosporum y acercarla al pequeño consumidor, es un síntoma bueno.

A partir de ahora, las plantaciones no respiran sino que empieza a trabajarse ya para la próxima temporada que arrancará en noviembre. Es decía el período que más trabajo da y donde menos visibles son los resultados.

Comentarios